El lunes de la semana pasada, personas en todo Estados Unidos volvieron sus ojos (protegidos) hacia el cielo para el evento astronómico de toda una vida: un eclipse solar total.

Cuando la sombra de la luna cruzó los Estados Unidos, más de 1.300 fotógrafos voluntarios (como Vivian White y Steven Madow) capturaron imágenes de la débil atmósfera externa del sol: la corona.

Google ha utilizado esas imágenes para crear “algorítmicamente” una vista continua de la corona durante la hora y media que el eclipse era visible desde la Tierra (mucho más tiempo de lo que era posible antes).

Hoy Google ha compartido una película que recoge este recorrido del eclipse.