En una era digital prácticamente dominada por las agencias online, los metabuscadores quieren posicionarse como el como el gran «igualador» que nivela el campo de batalla en la guerra por las reservas y permite que los hoteles reclamen sus intereses en el panorama de la distribución. Ese es al menos el argumento del último post publicado en el blog de Trivago.

Por una parte, el meteórico crecimiento del tráfico de viajeros hacia los metabuscadores y el desplazamiento de toda la industria hacia un recorrido de reserva online; y, por otra, la llegada de las soluciones digitales que ayudan a los establecimientos hoteleros a aumentar su visibilidad en los metabuscadores y promocionar las tarifas de la web del hotel junto con las de las OTA, son los motivos por los que los hoteles saben de la importancia de su posicionamiento en los metabuscadores como escaparate esencial de comercialización.

El argumento de Trivago es que “lo que les interesa a los hoteleros es que con los metabuscadores es pan comido conseguir reservas directas.”. Para ello, según el propio metabuscador, es esencial tener un motor de reservas optimizado para la web.

La mitad de quienes reservan hotel por internet ya lo hace en metabuscadores, y todos los indicios apuntan a que ese porcentaje aumentará en los próximos años junto con la cifra de huéspedes que reservan online.

Captura-de-pantalla-2017-08-27-a-las-16.26.13-1.png

Los metabuscadores no solo están ganando terreno y tomando impulso en la industria. También están en constante proceso de perfeccionamiento: la experiencia de búsqueda se está volviendo cada vez más personalizada y focalizada, y las soluciones b2b son cada vez más sofisticadas.

La superación de las reservas offline por parte de las online es algo que sucederá bien pronto, y la mejora de las capacidades de los buscadores y las herramientas de marketing es algo más que considerable. Por eso, los metabuscadores son cada vez más usados a la hora de comparar precios de hotel y resultan más potentes que nunca como canales publicitarios para los hoteles.

Como es evidente ya para los hoteles, resulta imposible competir directamente con las OTAs en los metabuscadores a no ser que el hotel publique las tarifas de su web en el mismo lugar que las agencias online. Eso sí, según Trivago los hoteles no pueden esperar “que un motor de reserva antiguo obre milagros: una de las principales razones por las que las OTAs –y no buena parte de los hoteles– se están llevando la parte del león con las reservas online es que sus webs están optimizadas para la conversión en reservas”.

Un estudio interno de trivago Business Intelligence ha revelado que la tasa de conversión actual de las OTA es, de media, el doble que la de las webs de los hoteles. Por ello, según la compañía, “una solución sencilla y rentable para los establecimientos hoteleros consiste en obtener (y personalizar con los propios elementos de branding del hotel) un buen motor de reserva conectado a metabuscadores y optimizado para la conversión en reservas por un proveedor de conectividad”.

Los metabuscadores ya no son una tendencia: son el presente y el futuro de la fase de búsqueda de hotel. Los hoteleros pueden tomar cartas en el asunto ahora posicionándose bien de cara a millones de viajeros desde el propio comienzo de la búsqueda del hotel ideal, o pueden esperar…

Suscríbete a nuestro Newsletter