La Junta de Extremadura, en su apuesta por la movilidad eléctrica como uno de los instrumentos que facilita el paso hacia un modelo energético de cero emisiones, ha iniciado un programa que contempla la instalación de equipos de recarga para vehículos eléctricos e híbridos en los ocho establecimientos hoteleros que conforman la Red de Hospederías de Extremadura, así como en los apartamentos turísticos Embalse de Orellana.

Dicho programa, en línea con la Estrategia de Movilidad Sostenible en la que trabaja el ejecutivo regional, pretende impulsar el uso del coche eléctrico mediante el despliegue de una red de puntos de recarga en zonas urbanas y periurbanas.

Por otra parte, las hospederías y los apartamentos turísticos de Orellana contarán con un valor añadido en su establecimiento al poner a disposición de sus clientes un servicio gratuito, con dos puntos diferentes de recarga, tanto para vehículos eléctricos como híbridos.

Cada establecimiento dispondrá de dos conectores trifásicos, uno de 22 kw, más un conector universal, el estándar europeo Tipo-2, de 11 kilovatios, que se conectan directamente al coche.

Con esta actuación la Red de Hospederías de Extremadura pasa a formar parte de la red de Carga en Destino de Tesla (Destination Charging), con cargadores que permiten recargar hasta 100 kilómetros de autonomía por hora, con lo que la recarga se completaría cómodamente mientras el propietario pasa la noche en el hotel.

Actualmente, en España hay más de 150 puntos de carga en destino de Tesla en asociación con hoteles, restaurantes y resorts de todo el mundo.

En total, la Red de Hospederías de Extremadura, conformada por los establecimientos de Llerena, Monfragüe, Jerte, Ambroz, Puente de Alconetar, Hurdes Reales, Alcántara y Sierra de Gata, más los apartamentos Embalse de Orellana, contará con 18 puntos de recarga, cuyo uso podría estar disponible en septiembre.

Estrategia de movilidad sostenible

Esta iniciativa se suma a la Estrategia de Movilidad Eléctrica en la que trabaja la Junta de Extremadura, y para la que el ejecutivo ha solicitado a Europa un incremento de seis millones de euros de los fondos del Programa Operativo FEDER 2014-2020, destinados específicamente al vehículo eléctrico.

La estrategia prevé la implicación directa de los municipios para que realicen sus propias estrategias de movilidad. Pero también se contempla la instalación de puntos de recarga en lugares públicos y en empresas para uso de sus propias flotas, así como la adquisición de vehículos eléctricos para transporte urbano y la incorporación paulatina del vehículo eléctrico a la flota del parque móvil de la Junta de Extremadura, en sustitución de los coches más antiguos y contaminantes.

Suscríbete a nuestro Newsletter