Las pruebas de Hyperloop One son cada vez más impresionantes, alcanzan velocidades más rápidas y, en el proceso, nos muestran lo que la tecnología es realmente capaz de hacer.

Durante la última evaluación, realizada el pasado sábado, la vaina alcanzó velocidades de 308 km/h por la pista de prueba de la compañía de 500 metros situada en Nevada.

La compañía ha publicado un vídeo con las primeras imágenes del test.

Shervin Pishevar, cofundador de Hyperloop One, explicó a CNBC que “Hyperloop ya está en funcionamiento. Ahora, para su comercialización, hemos iniciado conversaciones con gobiernos de todas partes del mundo”.

La compañía está estudiando actualmente varias ciudades de Estados Unidos para construir un circuito y también planea instalar el sistema en Europa. De hecho, Hyperloop One ya está llevando a cabo estudios de viabilidad en Finlandia, Moscú, Holanda, Suecia, Suiza y Reino Unido.

A pesar de estos éxitos, todavía hay obstáculos que deben superarse antes de que veamos el sistema de transporte del futuro. Lo más peliagudo es que se necesitará los derechos de paso, las adquisiciones de tierras y las aprobaciones reglamentarias que otros medios de transporte como el ferrocarril disfrutan.

Artículo original en Futurism.

Suscríbete a nuestro Newsletter