El proyecto Comunidad Rural Digital busca desarrollar servicios innovadores de Gobierno Inteligente y de Smart Rural a través de una red de trabajo de administraciones locales españolas y portuguesas con el objetivo de mejorar la innovación tecnológica de las instituciones del medio rural a ambos lados de la frontera, fomentando la cooperación y su competitividad.

El proyecto ha sido aprobado en el marco del Programa de Cooperación Transfronteriza Interreg V-A España-Portugal 2014-2020 (Poctep), con un presupuesto total de 992.218 euros, y financiado al 75% a través de fondos Feder.

En la primera fase del proyecto se realizará un diagnóstico y análisis del estado actual de la Comunidad Rural Digital en cuanto a innovación y digitalización de las Administraciones locales de las zonas rurales participantes. En paralelo, se constituirá una red continua de innovación entre las entidades locales transfronterizas, a través de foros de intercambio de experiencias innovadoras entre las administraciones locales participantes.

Mediante esta red de administraciones locales españolas y portuguesa se desarrollarán soluciones tecnológicas innovadoras para el Gobierno Inteligente y la puesta en marcha de servicios públicos digitales de Ciudad o Territorio Inteligente (Smart City/Smart Territory). Asimismo, se ofrecerá soporte y asesoramiento para fomentar la transferencia e implantación de estas soluciones en otras entidades locales.

Capacitación

Además, el proyecto también persigue la capacitación de la ciudadanía y empleados públicos a través de la realización de actividades formativas transfronterizas de innovación para empleados públicos locales, la impartición de seminarios de sensibilización para ciudadanos y empresas en el uso inteligente de las tecnologías y la organización de encuentros temáticos sobre innovación para técnicos TIC de las administraciones locales.

Por su parte, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León instalará en los próximos meses la fibra óptica en 201 oficinas de su red corporativa para acelerar la transformación digital de sus centros, según ha informado este departamento en un comunicado.

De esta manera, se sustituirán las conexiones actuales, de menores prestaciones, para aumentar así el rendimiento de las comunicaciones y mejorar la ciberseguridad de los equipos informáticos del organismo regional. De estas 201 oficinas destacan 48 centros de Fomento y Medio Ambiente, 36 centros de la Gerencia de Servicios Sociales, 31 centros de Agricultura y Ganadería, los 9 museos provinciales, los 9 archivos históricos y 8 oficinas de empleo.

Además, más de una cuarta parte de estos centros, 22 en total, se encuentran en localidades menores de 4.000 habitantes.

El objetivo de este cambio es facilitar la transmisión de información y contribuir de forma más rápida y eficaz la transformación digital en la que la Junta se encuentra inmersa y que afecta a las dependencias administrativas y a todos los empleados públicos.

En cuanto a la financiación, la Dirección General de Telecomunicaciones de Castilla y León cuenta con un colchón económico de 16 millones de euros, adjudicados el primer trimestre del año anterior, que permitirán continuar con esta renovación puesta en marcha.

Suscríbete a nuestro Newsletter