Este año el programa Erasmus cumple 30 años. De los 95 estudiantes que inauguraron este intercambio universitario en España en 1987, este curso 40.000 estudiantes viajarán de nuestro país fuera de nuestras fronteras. Las cifras de participantes se mantienen pese a los recortes presupuestarios que ha sufrido el programa de becas a lo largo de estos años con motivo de la crisis.

Según datos del Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPI), en 2011 se destinaban 61,3 millones de euros y, desde entonces y hasta el presente curso la dotación económica del programa se ha reducido hasta los 29 millones de euros, motivo por el que los estudiantes analizan en profundidad las condiciones de cada destino para sacarle todo el partido posible.

La startup española de alquiler residencial de media y larga duración, Spotahome, ayuda a miles de estudiantes a encontrar el alojamiento perfecto en el que vivir durante el curso académico en ciudades de tradición universitaria como Bruselas, Berlín, Dublín, Londres, Milán, París, Roma, Viena, entre otras.

Spotahome ha elaborado una breve guía en la que revela los principales (y más desconocidos) aspectos que hay que tener en cuenta antes de mudarse a los países europeos con mayor tradición universitaria. Desde el coste de una hamburguesa, pasando por el promedio de días soleados, la tasa de empleo juvenil o el precio del alquiler de la vivienda, entre otros, son algunos de los indicadores que ayudaran a los jóvenes estudiantes a desenvolverse en su nueva vida que empieza en las próximas 2 semanas.

El precio de una hamburguesa como indicador

Para hacerse a una idea del coste de vida del país de destino pueden recurrir a un curioso indicador llamado ‘Índice Big Mac’ que les será fácilmente reconocible. Desde el año 1986, la revista The Economist elabora este ranking que mide el poder adquisitivo entre países, tomando como medida el precio de la icónica hamburguesa de la firma McDonalds. Y es que el precio del Big Mac se establece de acuerdo a la economía local, retratando la divisa. Finanzas aparte, este plato es un clásico de la dieta del fin de semana de los estudiantes. Sólo en nuestro país se venden más de 20 millones de unidades al año.

Más oportunidades de empleo para los jóvenes

Un criterio inteligente a la hora de escoger destino puede ser fijarse en la tasa de desempleo juvenil, especialmente si la beca se desarrolla en el último año de carrera. Aprovechar el curso para adquirir experiencia profesional en el país puede ser muy beneficioso a la hora de optar en el futuro a puestos de trabajo en ese mercado y, también, como medio para consolidar un idioma desde un punto de vista profesional. Según el portal de datos de mercado Statista, son los países del norte de Europa como Alemania (7%), Austria (11%) o Reino Unido (12%), los que presentan mayores oportunidades ya que registran las tasas de desempleo más bajas para los menores de 25 años.