No es ningún secreto que, en muchas ocasiones, los hoteles son incapaces de mantener el mejor precio a lo largo de toda su cadena de distribución.

Un nuevo informe publicado por la firma de investigación Piper Jaffray sugiere que, efectivamente, no es necesariamente mejor para los usuarios reservar directamente en el canal del hotel en lugar de utilizar una agencia de viajes online (OTA) como Expedia o Booking.com, o un sitio de búsqueda de metabúsqueda como Kayak o Trivago.

Los analistas consultaron hoteles de las cuatro principales cadenas hoteleras americanas (InterContinental Hotels Group, Marriott International, Hilton y Wyndham Hotel Group) en las 25 ciudades más grandes de todo el mundo y descubrieron que la reserva directa en la página web de un hotel era una opción de reserva menos cara para sólo el 14 por ciento de los hoteles de la muestra.

Hubo más casos (21 por ciento) en los que una OTA o metabuscador tenía un precio más bajo para una habitación. La mayoría de los hoteles de la muestra (66 por ciento) tenían el mismo precio en los sitios web de las OTA, los metabuscadores y el canal directo.

Esto significa que el 34 por ciento de los hoteles incluidos en la muestra tenían precios dispares en diferentes canales. En los casos en que una OTA ofrecía precios más baratos, el precio era menos caro en un 4,2 por ciento de promedio.

“Yo habría esperado que el porcentaje de hoteles con el mismo precio sería más alto en todos los canales”, reconoce Michael J. Olson, analista de Piper Jaffray y coautor del informe. “De hecho, esperaba que en la mayoría de los casos donde había un precio más bajo, esa tarifa habría sido la ofrecida por el propio hotel”.

Olson explica que “estos resultados proporcionan pruebas adicionales de por qué los consumidores no cambian directamente al canal directo como opción de reserva principal, a pesar de los mayores recursos de marketing, esfuerzos de fidelización y mejoras de productos que las cadenas hoteleras han intentado poner en marcha”.

Los analistas también señalaron que Priceline y Expedia, las dos mayores agencias de viajes online, sólo representan en la actualidad un 10 por ciento de las reservas de viajes en todo el mundo (incluyendo no sólo hoteles, sino vuelos, etc.). El margen de crecimiento para las OTAs es todavía enorme.

Ver artículo original en Skift.

Suscríbete a nuestro Newsletter