EasyJet creará una nueva línea aérea con sede en Viena que protegerá sus rutas dentro de la Unión Europea contra cualquier consecuencia de las negociaciones de Gran Bretaña para salir del bloque.

El proceso de aprobación de un certificado de operador aéreo que se ha presentado ante el regulador austríaco de aviación está “muy avanzado”, anunció la compañía de Luton, con sede en Inglaterra.

La nueva aerolínea, cuyo nombre será “EasyJet Europe”, será una de las tres marcas propiedad de la compañía, junto con sus operaciones en U.K. y Suiza. EasyJet cambiará los registros de 110 de sus aviones a la nueva unidad, representando aproximadamente el 42 por ciento de su flota.

La compañía comenzó la búsqueda de opciones para una nueva aerolínea días después del referéndum sobre Brexit en junio de 2016, cuando la votación para salir de Europa provocó una caída de un tercio en el valor de mercado de EasyJet.

La medida sólo protege las rutas intraeuropeas de EasyJet. La aerolínea continúa presionando a las autoridades para que lleguen a un acuerdo que permita a las aerolíneas de Reino Unido y Europa continental operar libremente después de marzo de 2019, cuando el Brexit entre en vigor.

Ryanair, IAG y Airlines for America han asegurado que el Brexit podría interrumpir todos los vuelos internacionales que operan en Reino Unido. Michael O’Leary advirtió que el operador irlandés comenzaría cancelando vuelos con seis meses de anticipación si no se alcanza un acuerdo.

EasyJet seguirá cotizando en la Bolsa de Valores de Londres y mantendrá su sede en Reino Unido, cumpliendo con las restricciones de propiedad de la UE, que exigen que las compañías aéreas sean propiedad mayoritaria de ciudadanos de la Unión.

Los inversores de los otros 27 países de la UE ocupan actualmente “cerca de la mitad” de las acciones de EasyJet, incluyendo el 33 por ciento de propiedad del fundador Stelios Haji-Ioannou y su familia, que son ciudadanos de Chipre.

Noticia original en Skift.

Suscríbete a nuestro Newsletter