El sector hotelero se muestra optimista para la temporada de verano 2017, según el Observatorio de la Industria Hotelera, elaborado por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) y PwC. El índice general del estudio -índice OHE-, que recoge las perspectivas de los hoteleros (OHE Hotelero) junto con las previsiones macroeconómicas (OHE Macroeconómico), registra valores positivos situándose en los 76,71 puntos, lo que supone un aumento de dos puntos con respecto a la misma temporada de 2016.

El índice OHE Macroeconómico que se calcula en base a los 7 factores macroeconómicos que se considera influyen de forma más significativa en el turismo: el PIB, el IPC, la tasa de desempleo, el precio del petróleo, el tipo de cambio con el dólar americano y la libra esterlina, el tipo de interés y las expectativas de los expertos sobre la coyuntura económica española, europea y de la demanda de consumo de las familias españolas, muestra un resultado continuista respecto a temporadas anteriores , situándose en 59,52 puntos.

Captura-de-pantalla-2017-06-29-a-las-7.06.05.png

El índice OHE Hotelero, que se basa en una encuesta realizada a las 54 asociaciones pertenecientes a CEHAT que engloban más de 1,5M plazas de alojamiento hotelero y extrahotelero, se sitúa en los 82,44 puntos para la temporada de verano 2017 , lo que supone un aumento de tres puntos con respecto al mismo periodo del 2016. Las expectativas de los principales subíndices analizados reflejan expectativas muy positivas para el sector, destacando la rentabilidad y el precio medio. Los hoteleros no esperan variaciones importantes en la estancia media y el esfuerzo promocional que mantiene en niveles neutrales.

Las predicciones apuntan a que el número de viajeros nacionales aumentará así como la llegada de turistas procedentes de Francia, Alemania, Inglaterra y Países Nórdicos por ese orden.

fichero_8302_20170628.jpg

Pese a que la mayoría de los encuestados espera un empeoramiento de los costes, las expectativas en cuanto a rentabilidad son muy optimistas, situándose en 95,45 puntos, lo que supone un aumento del 8,30% con respecto a la temporada de verano 2016.

Según Juan Molas, presidente de CEHAT, “ha llegado el momento en que la noticia positiva no es el aumento del número de viajeros en temporada alta, sino la extensión de la misma y el efecto sobre la estacionalidad, problema estructural del turismo español”.

En opinión de Cayetano Soler, socio responsable de Turismo, Transporte y Servicios de PwC, “continuamos con un entorno de evolución muy favorable, que responde a las mejores perspectivas que cualquier agente de la industria pudiera estimar. Mantenemos un entorno macroeconómico y de condiciones exógenas muy favorables, con algunos riesgos que no han influenciado todavía, como es el Brexit, y la apreciación de la divisa, y con una expectativa a nivel sectorial de desempeño y cumplimiento en todos los factores claves muy relevantes, principalmente en número de turistas, precio y consumo medio”.

Captura-de-pantalla-2017-06-29-a-las-7.06.50.png

Además, “confiamos que dado este entorno continuo de mejora, permita al sector que aborde las inversiones necesarias para asegurar desarrollar ventajas competitivas y diferenciales frente a sus principales competidores potenciales a futuro. Nuestra respuesta en este sentido es impulsar los procesos de digitalización e inteligencia y conocimiento del cliente, así como la profesionalización del sector”.

Ramón Estalella, secretario general de CEHAT indicó en esta presentación que “la consolidación del turismo extranjero es una buena noticia, pero lo que es realmente destacable es el aumento de la duración y la frecuencia de los viajes de los españoles, que repercute muy positivamente en aquellos destinos que más han sufrido la crisis desde 2009″.

La presentación de estos datos contó también con la presencia de Francisco Sanchis, director experto en Turismo de PwC.

Captura-de-pantalla-2017-06-29-a-las-7.07.05.png

Suscríbete a nuestro Newsletter