Lejos del glamour de las presentaciones de las nuevas versiones de iPhone, Apple celebra anualmente su conferencia de desarrolladores WWDC, que este año ha vuelto a San José después de doce años celebrándose en San Francisco.

En esta conferencia, Apple suele presentar sus novedades en software y alguna nueva versión de sus ordenadores de escritorio y portátiles. Así ha sido, con la llegada del nuevo sistema operativo iOS 11, los iMacs preparados para aplicaciones de realidad virtual y diferentes versiones de su MacBook Air.

Pero la atención se la llevó este pequeño dispositivo, el HomePod, que podría competir en el futuro con el Echo de Amazon o Google Home, los primeros asistentes virtuales en forma de altavoz que están incluyendo aplicaciones de búsqueda y reserva de viajes, como es el caso de Kayak, Skyscanner o Expedia en el caso del dispositivo de Amazon.

homepod-white-shelf.jpg

HomePod está diseñado principalmente para su integración con Apple Music y para la reproducción de música, aunque sus opciones como asistente virtual parecen prometedoras de cara al futuro.

Para el control de voz cuenta con seis micrófonos, por lo que los usuarios pueden interactuar con él desde el otro lado de la habitación, incluso mientras el dispositivo reproduce música.

HomePod aprende de las preferencias de cientos de géneros y estados de ánimo, a través de decenas de miles de listas de reproducción y gustos musicales que se comparten entre dispositivos.

Como asistente de hogar, HomePod permite, de momento, enviar mensajes, obtener actualizaciones sobre noticias, deportes y la información del tiempo, o controlar dispositivos inteligentes caseros simplemente pidiendo a Siri encender las luces o cerrar las cortinas

wwdc_sj_keynote_tim-cook.jpg