JetBlue ha anunciado que colaborará con la US Customs and Border Protection (CBP) y SITA para probar un nuevo proceso de auto-embarque sin papeles ni dispositivos de ningún tipo como parte de los ensayos en curso para implementar un proceso de acceso biométrico en el futuro.

JetBlue será la primera aerolínea en integrarse con CBP para utilizar la tecnología de reconocimiento biométrico y facial para verificar los clientes en la puerta durante el embarque.

El programa comenzará en junio en vuelos desde el Aeropuerto Internacional Logan de Boston hasta el Aeropuerto Internacional Queen Beatrix de Aruba. Los clientes pueden participar en esta prueba sin inscripción previa ni registro.

Los clientes que opten por este proceso de embarque pueden guardar sus tarjetas de embarque y dispositivos y simplemente mirar a la cámara para una foto rápida.

La cámara se conectará a CBP para que busque la coincidencia con la imagen en fotos de pasaportes, visados o inmigración en la base de datos del CBP y verifique los detalles del vuelo. El cliente será notificado en una pantalla integrada por encima de la cámara.

Esta configuración llevará a los miembros de la tripulación de JetBlue desde detrás del mostrador hasta la interacción con los clientes y la ayuda durante todo el proceso, a través de iPad mini que permitirán monitorizar el proceso de embarque e interactuar con los clientes.

“Esperamos aprender sobre cómo podemos reducir aún más los puntos de fricción en la experiencia del aeropuerto, siendo el proceso de embarque uno de los más difíciles de resolver”, explica Joanna Geraghty, vicepresidenta ejecutiva de JetBlue. “El auto-embarque elimina la exploración de la tarjeta y las verificaciones manuales de pasaportes”.

JetBlue_Facial_recognition_infographic.jpg