Según un estudio realizado recientemente por el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, a partir de 150 entrevistas con empresas españolas con una facturación superior a los 100 millones de euros, el 71,3% de este tipo de empresas contrató en 2016 los billetes de transporte, las reservas hoteleras y de rent a car exclusivamente a través de agencias de viajes.

Además, otro 23,3% de las empresas utilizó está forma de contratación de forma mayoritaria. Únicamente un 5% contrató mayoritaria o exclusivamente este tipo de servicios directamente con proveedores.

La mayor parte de las grandes empresas, un 88% de las entrevistadas, trabaja solo con una agencia de viajes, mientras que el 10% opera con más de una. El 2% restante contrata directamente con proveedores de viajes, no trabajando con agencias. El grado de fidelidad de las empresas con la primera agencia con la que trabajan es alto, de manera que el 62,5% de las consultadas llevan trabajando con la actual agencia más de cinco años, situándose en el 36,8% el número de empresas que trabajan con la misma agencia desde hace más de diez años.

Cabe destacar que el 92,7% de las empresas tiene centralizada íntegramente la contratación de los viajes. Además, el 45% cuenta con la figura del travel manager en su estructura.

El 29,6% de las empresas de las que se dispone de información efectuó en 2016 un gasto en viajes para empleados de más de 1 millón de euros. Dentro de este grupo de empresas, un 12,8% gastó más de 5 millones de euros, y el 4,8% más de 10 millones de euros. Por otro lado, el 15,2% de las empresas prevé aumentar el gasto en viajes, mientras que el 80,8% lo mantendrá y el 4% restante lo reducirá.

Internet presenta ya una significativa penetración como forma de contratación de viajes, de manera que el 35% de las grandes empresas consultadas declara haber utilizado en 2016 internet para la contratación de viajes, mientras que el 65% no lo hizo.

En función del destino de los viajes, el 34% de las empresas entrevistadas destinó más de la mitad del presupuesto a viajes al extranjero, participación que se elevó hasta el 63,2% al considerar a las empresas que destinaron un presupuesto superior al 30%.