La consultora Phocuswright celebra esta semana en Ámsterdam su conferencia anual europea, en la que se reúnen los portavoces de las empresas más importantes de la comercialización y distribución turística.

Como es ya habitual, la compañía aprovechó el evento para presentar un nuevo informe sobre el panorama actual de las tendencias de búsqueda y reserva de viajes en el viejo continente.

Simon Lehmann, máximo responsable de Phocuswright, se mostró optimista sobre el futuro de Europa pese a toda la convulsión política, particularmente en Francia y Reino Unido: “el mercado europeo crecerá hasta 2020, momento que las ventas online supondrán ya un 60 por ciento del total.

En lo que se refiere a los retos para la industria turística, Lehmann mencionó que “los alquileres privados ya no son una nueva tendencia, han cambiado para siempre el panorama del alojamiento. no hemos visto una revolución como esta desde la la aparición de los vuelos low cost. Además, veremos si Europa puede frenar el crecimiento de las OTAs y de Google”.

“La distribución se mantiene como un elemento clave para nuestra industria, no hay diferencia entre OTAs y metabuscadores. Facebook, Instagram y Snapchat tienen el poder para cambiar el panorama…. ¿Qué será lo próximo? No lo sabemos, pero sí sabemos que los monopolios nunca se han mantenido, por mucho que lo han intentado. Será el cliente quién decida el futuro de la distribución”, concluyó Lehmann.

Por su parte, la analista Brandie Wright fue la encargada de presentar algunos datos sobre la adopción del entorno online y móvil en las reservas de viajes.

“Hemos llegado a la tercera década de la distribución online Desde 2014 se ha doblado el número de europeos que sólo reservan online.

IMG_8316.jpg

El grado de penetración del smartphone sigue creciendo en Europa, particularmente en Alemania. Pero sigue habiendo una gran diferencia entre las búsquedas e investigaciones y las compras finales, los usuarios seguimos confiando más en el escritorio.

IMG_8318.jpg

En cuanto a las redes sociales, se están convirtiendo en una herramienta para todo el ciclo del viaje: inspiración, compra y divulgación de los viajes. Las redes sociales con un factor visual ganan entonces importancia, particularmente Instagram, Snapchat y Pinterest. Además, las valoraciones de los viajeros siguen siendo el principal contenido a la hora de decidir un viaje, pero los vídeos e imágenes generados por otros usuarios están ganando terreno.

IMG_8320.jpg