Justo un día después de que Google anunciara la puesta en marcha de su asistente Allo, Amazon ha dado una vuelta de tuerca más a su asistente virtual Echo.

La primera versión de Echo/Alexa consistía en un cilindro conectado a la corriente capaz de entender comandos de voz y realizar tareas como buscar y reservar un vuelo a través de las aplicaciones de Kayak, Skyscanner o Expedia, los primeros actores del sector en adoptar esta tecnología.

Después de reducir significativamente el tamaño de su Echo, Amazon presenta ahora una nueva versión que incluye una pantalla táctil de siete pulgadas, que permitirá realizar videollamadas, ver vídeos en YouTube o manejar el termostato de la casa.

Los usuarios españoles tendremos que esperar para poder adquirir el nuevo Echo Show, que se comenzará a vender en Estados Unidos y Reino Unido a unos 240 euros.

En este momento Amazon prácticamente monopoliza este mercado y parece haber tomado ventaja sobre el dispositivo Home de Google, que aún está por llegar al mercado español.

La batalla por los asistentes virtuales ha comenzado. Falta por ver qué producto se convierte en un estándar y si finalmente los usuarios adoptamos como habituales este tipo de asistentes en nuestras casas para realizar diferentes tareas. Entre ellas, por supuesto, la búsqueda y reserva de viajes a través de comandos de voz.

Suscríbete a nuestro Newsletter