Los meses de junio a septiembre siempre han supuesto un impulso en las contrataciones representando incrementos interanuales de hasta un 20%. El pasado año, Adecco, y su división Adecco Outsourcing ya detectaron un retorno a los niveles de contratación previos a la crisis económica, con incrementos del 10%. Este año, los pronósticos son aún mejores y se prevé que la campaña veraniega genere un 12% más de contratos que en 2016.

Este aumento generará 1.299.100 contratos1 de trabajo en áreas típicamente ligadas a la contratación estival, como son la hostelería y el turismo, aunque también se realizarán contratos en otras áreas del sector servicios o en la industria.

Es en periodos como el estival (también en las fechas navideñas o en Semana Santa) donde la temporalidad tiene su razón de ser: ante las necesidades puntuales de las empresas por un aumento de su producción o para sustituir las vacaciones de sus empleados, los trabajadores temporales son el recurso idóneo para que las empresas puedan mantener su actividad.

Cataluña, la Comunidad de Madrid y Andalucía firmarán la mitad de los contratos

El empleo en la campaña de verano refleja una gran concentración territorial. Como ya ha ocurrido en otras ocasiones, solo en las autonomías de Cataluña, la Comunidad de Madrid y Andalucía se creará la mitad del total de empleos estivales. Entre las tres sumarán casi 600.000 nuevos contratos, esto es, que 1 de cada 2 nuevos trabajadores habrá encontrado empleo en estas regiones.

No obstante, las comunidades autónomas de la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana también experimentarán un “boom” laboral durante los próximos meses. Si se suma el número de empleos que crearán estas dos regiones a los de Cataluña, la Comunidad de Madrid y Andalucía, resultan cerca de 870.000 contratos, un 67% del total.

Esto supone que poco más de 3 contratos de cada 10 que se firmen en los próximos meses tendrán lugar en una autonomía diferente a estas, lo que demuestra el desequilibrio geográfico que supone esta campaña en nuestro país.

Este desfase se puede deber al importante componente turístico de estas zonas en contraposición a otras en las que, o bien la afluencia de turistas es menor o bien sus economías están más diversificadas y el peso del turismo no es tan representativo como en estas.

En esta línea, el ranking autonómico del empleo lo encabeza, un año más, Cataluña, con la firma de casi 256.000 contratos. Le sigue la Comunidad de Madrid con sus más de 190.000 empleos. Andalucía y la Región de Murcia generarán alrededor de 150.000 contratos cada una, 153.300 y 145.000, respectivamente. Y, por último, la Comunidad Valenciana, con 124.000 oportunidades de empleo, cierra el top 5 de autonomías con mayor capacidad generadora de empleo en verano.

Suscríbete a nuestro Newsletter