Airbnb ha anunciado hoy nuevos datos que intentan resaltar el impacto económico positivo que la comunidad de usuarios de Airbnb tiene en España y en Madrid. El estudio muestra que estos usuarios generaron en 2016 una actividad económica de 4.170 millones de euros en todo el país. Ésta es la primera vez que Airbnb calcula la actividad económica a nivel nacional en España.

Los hogares españoles ganaron 560 millones de euros el año pasado a través del ‘home sharing’, mientras que los 5,4 millones de huéspedes que visitaron el país gastaron un total de 3.520 millones. Estas cifras muestran cómo el ‘home sharing’ distribuye los beneficios económicos más allá del centro de las ciudades hacia nuevas zonas geográficas, comunidades, negocios locales y familias. En Airbnb, los anfitriones se quedan el 97% del dinero que consiguen al compartir su hogar. La actividad económica1 incluye el dinero que los huéspedes que se alojan con Airbnb gastan durante sus visitas, además del dinero que los anfitriones ganan al compartir su hogar.

En la ciudad de Madrid, los anfitriones ganaron 64 millones de euros el año pasado, mientras que los 642.000 huéspedes que llegaron a la ciudad gastaron un total de 383 millones de euros, alcanzando una actividad económica generada por anfitriones y huéspedes de un total de 447 millones de euros.

El número de personas de Madrid que utilizaron la plataforma para viajar se ha incrementado enormemente en el último año: de 336.000 en 2015 a 654.000 en 2016. Madrid es la ciudad de España dónde más personas utilizan Airbnb para encontrar alojamiento.

Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb Marketing Services Spain, afirma: “esta intensa actividad económica es una buena noticia para Madrid y para España en general. Muestra cómo Airbnb apoya a las clases medias y cómo la actividad económica resultante de los gastos de los huéspedes ayuda a mejorar la economía y las comunidades locales.”

Estas son algunas de las cifras anunciadas hoy:

5,4 millones de huéspedes usaron Airbnb para visitar España el año pasado, frente a los 2,9 millones de huéspedes en 2015.

El número de españoles que usan Airbnb para encontrar alojamiento se ha doblado, desde 1,4 millones en 2015 a 2,8 millones el último año.

El anfitrión típico de Airbnb tiene 42 años y gana unos 3.300€ adicionales compartiendo su hogar o parte de él durante 36 noches al año.

El huésped medio de Airbnb en España tiene 35 años y se queda una media de 4,3 noches.

Actualmente hay más de 187.000 hogares anunciados en Airbnb en España, y más del 70% están fuera de los principales distritos hoteleros o puntos turísticos de las ciudades.

…y en Madrid

La comunidad de huéspedes y anfitriones de Airbnb ha generado una actividad económica de 447 millones de euros en 2016, tres veces más que en 2014 (135 millones de euros), la última vez que se anunciaron datos de actividad económica.
642.000 huéspedes usaron Airbnb para viajar a la ciudad de Madrid en 2016, un incremento del 78% en comparación a 2015.

El 24% del gasto total de los huéspedes se realiza en negocios locales en los barrios en los que se alojan, principalmente en comida y restauración, pero también en compras y actividades culturales. Los viajeros que usaron Airbnb para alojarse en Madrid gastaron 126 millones de euros en restaurantes y bares de la ciudad.

El número de madrileños que usan la plataforma cuando viajan se ha incrementado enormemente en el último año: de 336.000 en 2015 a 654.000 en 2016. Madrid es la ciudad de España con más personas que usan Airbnb para viajar.

Los viajeros que usan Airbnb en Madrid buscan experiencias únicas en barrios poco turísticos, queriendo “vivir como locales”:

El huésped medio tiene alrededor de 34 años, viaja en un grupo de menos de tres personas y se queda una media de 4,2 noches.

Los viajeros que usan Airbnb para alojarse en Madrid valoran a su anfitrión con una media de 4,6 de 5 puntos, y el 77% dice que su experiencia con Airbnb ha hecho que sea más probable que vuelvan.

El 86% de los huéspedes escoge Airbnb porque quieren explorar y alojarse en casa de un anfitrión en un barrio concreto.

El 31% de los huéspedes no habrían ido a Madrid o no se habrían quedado durante tanto tiempo si no hubieran utilizado Airbnb.

Los anfitriones en Madrid y la Comunidad de Madrid comparten su primera residencia como complemento a sus ingresos habituales:

La gran mayoría de anfitriones de Airbnb son ciudadanos, particulares que comparten la casa en la que viven. El 56% de los anfitriones alquila su primera residencia.

El anfitrión típico en Madrid tiene 39 años, ha vivido en la ciudad una media de 28 años y gana 3.640€ al año, alojando a viajeros 60 noches al año. El anfitrión típico en la Comunidad de Madrid tiene 40 años y gana 3.400€.

9.200 anfitriones alojaron a viajeros en la ciudad de Madrid en el último año, y 9.300 anfitriones lo hicieron en la Comunidad de Madrid.

A finales de 2016, Madrid tenía 13.000 anuncios en Airbnb.

El anfitrión típico registra una media de 60 noches al año alojando a viajeros. Esto sugiere que la gran mayoría de los anfitriones comparten su primera residencia para ganar un dinero que complemente sus ingresos habituales.

El 46% de los anfitriones en Madrid reconoce utilizar el home sharing como un modo de conseguir llegar a fin de mes.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad