El coste de la adquisición de clientes es cada vez más alto, haciendo de la lealtad del viajero un objetivo crucial, pero a menudo difícil de alcanzar para las marcas de viajes.

Pero Airbnb, con su marca bien estabilizada entre los usuarios, un posicionamiento único en el mercado y una inmensa base de clientes, está superando claramente a sus competidores en la reserva de la repetición.

La media de reserva de repetición en Airbnb en la primera mitad de 2016 fue aproximadamente cinco veces la de Booking.com y Expedia, y aproximadamente tres veces la de las principales marcas de hoteles.

Cierto es que la cifras de repetición en alojamiento privado no son directamente comparables con otros canales, ya que una parte de las reservas de alojamiento privado son “bajo petición”, y casi la mitad de las reservas de solicitudes se rechazan. Sin embargo, la tasa de repetición de Airbnb también fue más del doble que la de los propietarios de alojamiento privado HomeAway y VRBO, servicios similares.

Con los compradores de alojamiento cada vez más considerando alojamiento privado junto con hoteles en la planificación de viajes, la lealtad a Airbnb es ahora una amenaza competitiva para las grandes empresas de alojamiento privado, así como para hoteles y OTAs.

Phocuswright-AvgMonthlyBookings-UniqueBooker-ByBrand-1H14v1H16.png