Los últimos movimientos de Google, que ha puesto en marcha una serie de pruebas para mostrar información sobre paquetes vacacionales en sus resultados de búsqueda en Europa, han vuelto a levantar cierta preocupación sobre los objetivos reales de la compañía en la industria de viajes.

Un artículo escrito por Phil Butler para la edición norteamericana del Huffington Post se muestra particularmente crítico con la evolución de Google en su dominio de las búsquedas de viajes, y se pregunta si el gigante de la búsqueda ha ido un paso demasiado lejos.

En cuanto a las reservas de hoteles, la empresa fue, en primer lugar, capaz de reunir de forma brillante las páginas de resultados del motor de búsqueda (SERPs) recolectadas por el mundo. La siguiente faceta era simplemente reordenar la forma en que los negocios pagaran por la visibilidad.

Los cambios en el algoritmo y la superposición del dominio de los anuncios de Google usurparon la influencia de miles y dieron poder a unas pocas decenas de OTA y grandes marcas. Entonces Google “silenciosamente” comenzó el proceso de superar tanto a las OTAs como a los metabuscadores.

En 2009 el CEO de Kayak, Steve Hafner, predijo que Google se convertiría en la mayor amenaza competitiva para todas las empresas de reserva. Luego, en 2011, Google lanzó Google Hotel Finder. La dominación total era sólo cuestión de tiempo, o una cuestión de regulación.

Los movimientos incrementales de Google hacia la “dominación del clic” para los hoteles procedieron racionalmente a partir de 2011. Racionalizar todo el proceso de uso de Google para reservar hoteles pasó por una nueva metamorfosis hasta el punto de que los nuevos bloques de anuncios de Google Hotel Ads se convirtieron en un proceso de dos clics sin necesidad de visitar Google Hotel Finder.

Google trasladaba así los anuncios de hoteles hasta la parte alta del embudo de marketing de búsqueda. Luego, en 2015, Google añadió Book on Google, copiando más o menos lo que TripAdvisor había creado con Instant Booking. A pesar de que la herramienta de metasearch del gigante de la búsqueda no había sido anunciada oficialmente, las reservas facilitadas por Google se extendían a través de los ordenadores en Estados Unidos.

Justo ahora, las OTAs y las empresas de metasearch probablemente están evaluando los movimientos de Google como si fuera un gigante, un pulpo hambriento que arrebata cada bocado de beneficio de los océanos de los viajes. En volumen de clics, Google ha eclipsado incluso a TripAdvisor.

En conclusión y, según el artículo, parece cierto que compañías como TripAdvisor, Trivago, HotelsCombined y otros tratarán de frenar los esfuerzos de Google. Pero los movimientos de monopolio de Google no se limitan a la búsqueda de viajes. La industria del marketing publicitario ya describe la combinación de Google y Facebook como un “duopolio” que domina el mundo de la venta online.

Consulta el artículo completo.