Después de varios años hablando de Big Data, y antes de que en muchos casos fuera posible entender qué podía significar para las empresas turísticas o cuál podía ser su aplicación real en el entorno de la empresa, los informes sectoriales comienzan a hablar cada vez más de smart data, o de cómo encontrar y utilizar el dato útil en la amalgama de información que las empresas pueden recoger de sus clientes.

Este es el foco del nuevo informe de Eyefortravel, State of Data in Travel 2017, que analiza el modo en que las empresas del sector están afrontando su inversión en la recolección de datos y su posterior análisis.

Captura-de-pantalla-2017-04-20-a-las-7.24.17.png

Si bien las nuevas fronteras creadas por la mayor disponibilidad y cantidad de datos presentan enormes oportunidades, los grandes volúmenes de información también presentan problemas y peligros para las marcas de viajes.

Existe el riesgo de sacar conclusiones sin darse cuenta de que todavía hay un grado de subjetividad, de que las correlaciones pueden ser engañosas, o de que las fuentes podrían ser simplemente inexactas.

Cuando se le preguntó directamente a los profesionales del sector cuáles eran los mayores desafíos respecto al Big Data, con frecuencia se referían a la calidad de los datos. Para Javier Espinosa, director de la estrategia de ingresos en NH Hotel Group, “estamos en una era de la contaminación de datos”.

Esto se ve exacerbado por el hecho de que la industria de viajes gira en gran medida en torno al análisis del comportamiento humano, un campo complejo donde el número de variables es extremadamente alto.

Captura-de-pantalla-2017-04-20-a-las-7.24.36.png

Por otra parte, el dominio de Facebook como plataforma de publicidad para las empresas turísticas viene precisamente impulsado por los datos que tiene sobre cada uno de sus usuarios.

Precisamente esta semana Facebook está presentando sus iniciativas de cara al próximo año en su conferencia de desarrolladores, donde ha mostrado una apuesta por la realidad virtual con el lanzamiento de Spaces y un renovado interés por la realidad aumentada, después de haber copiado con éxito todos los elementos distintivos de Snapchat para incorporarlos a Facebook y, con especial acierto, a Instagram.

Teniendo en cuenta la capacidad de segmentación que permite Facebook, el conocimiento que tiene de sus usuarios y las plataformas específicas para anuncios para empresas turísticas, no es ninguna sorpresa que acapare la inversión en redes sociales.

Captura-de-pantalla-2017-04-20-a-las-7.25.51.png

Juan Daniel Núñez es editor de SmartTravelNews, el primer medio online en español especializado en innovación y tecnología para el sector turístico y de los viajes.