A medida que la economía española continúa su lenta recuperación, su industria publicitaria sigue estando en gran parte en un momento de incertidumbre.

En el año 2016, los medios digitales fueron el único sector en ver un aumento significativo en la inversión, según la Interactive Advertising Bureau España (IAB España) y PricewaterhouseCoopers (PwC).

Mientras que las revistas y periódicos registraron cifras de gasto publicitario más bajas en comparación con 2015, los desembolsos en las plataformas digitales subieron un 21,5 por ciento a casi 1.570 millones de euros.

De esta forma, el entorno digital representó el 29 por ciento de todos los desembolsos de anuncios en España en 2016. Sólo la televisión atrajo más inversiones, con un aumento del 5,5 por ciento en el gasto, impulsando los desembolsos publicitarios para ese tipo de medios hasta 2.120 millones de euros.

Por supuesto, algunos de estos canales están en su infancia. Los gastos de escritorio y móviles representaron el 97,5 por ciento de todos los gastos publicitarios digitales del año pasado, casi 1.530 millones de euros. Un poco más de la mitad estaba dedicada al posicionamiento en buscadores.

El sector turístico es el segundo en inversión publicitaria digital en España, sólo por detrás del sector automovilístico, y representa ya el 12,9 por ciento del total de la inversión en publicidad online.

225535

Artículo original en eMarketer.