El grupo Expedia da a conocer nuevos datos que muestran la solidez de la demanda desde diversos mercados internacionales hacia España en 2016, en especial, de paquetes turísticos (que incluyen reservas hoteleras y vuelos) y a través de dispositivos móviles (apps y webs móviles).

Según datos de Expedia, Barcelona fue la ciudad con más demanda en España en 2016 seguido por Madrid, Mallorca, Costa del Sol, Tenerife, Gran Canaria, Ibiza, Sevilla, Valencia y la Costa Brava que fueron los destinos más demandados por los viajeros.

Las tarifas medias diarias también mostraron tendencias positivas respecto a 2015. Así, los mayores incrementos interanuales de ADR vinieron de la mano de viajeros con origen en Bélgica, Taiwán, Japón, Países Bajos e India Los destinos que tuvieron las tarifas medias diarias más altas fueron Formentera (220 euros), Ibiza (175 euros) y Menorca (150 euros).

La costa andaluza (en especial Málaga y Almería), Gran Canaria y Asturias fueron los destinos que experimentaron un mayor crecimiento de demanda en 2016 respecto al año anterior, con una antelación en las reservas de 40 días de media, para estancias de tres días de promedio que se alargaron en diversos destinos de las Islas Canarias y Baleares dependiendo de la temporada. La demanda hacia destinos españoles la protagonizaron los viajeros de Estados Unidos (que creció un 25% respecto a 2015), Reino Unido, España, Francia, Alemania, Suecia e Italia.

Los paquetes, una tendencia que se consolida

Los datos correspondientes a 2016 muestran un crecimiento más alto en la demanda de paquetes hacia destinos españoles (especialmente vacacionales), que crece progresivamente y que constituye una clara oportunidad de negocio para los hoteles porque, al compararlas con reservas sólo de alojamiento, los paquetes consiguen tarifas medias por habitación ocupada más altas y menores índices de cancelación.

Los paquetes han logrado incrementar las tarifas medias por habitación, lo que ha beneficiado a destinos alternativos a las costas españolas, como los Picos de Europa, en Cantabria y Asturias.

En términos de demanda de paquetes, los destinos más solicitados fueron Barcelona, Mallorca, Tenerife, Madrid y Costa del Sol, seguidos de Gran Canaria, Ibiza, Lanzarote, Valencia y Fuerteventura; una oferta que atrajo principalmente a estadounidenses (con un incremento de la demanda respecto a 2015 del 25%), además de a británicos, alemanes y españoles.

La demanda de paquetes se hace, de media, con 60 días de antelación para estancias de cinco días; además, los ingresos hoteleros fueron más altos cuando los viajeros se decantaron por paquetes, ya que las tarifas medias por habitación ocupada fueron más altas y la tasa de cancelaciones tres veces menor.

Es especialmente interesante subrayar el aumento de la demanda de paquetes hacia destinos españoles provenientes, por una parte, de países como México, Países Bajos, Irlanda, Suiza y Finlandia; y por otra, de mercados asiáticos, que crecieron de forma destacada en 2016.

Aumenta la demanda vía móvil hacia destinos españoles

Los datos de Expedia sobre el mercado español en 2016 también muestran un aumento respecto a 2015 de la demanda a través de dispositivos móviles (apps y webs móviles) que provino, en su mayoría, de Reino Unido (con un incremento de más del 40%), España (más del 55% respecto al año anterior), Estados Unidos (casi un 35% más que en 2015) y Suecia (casi un 90% más que 2015).

La demanda a través de móviles se afianza y, a pesar de que los viajeros los emplearon con mayor frecuencia para reservas con poca antelación (de última hora y a menos de una semana vista, en un 30%), aumentó el uso de este tipo de dispositivos para búsquedas con más anticipación. Los viajeros provenientes de Reino Unido, Austria e Irlanda usaron sus móviles para elegir viajes con más de 50 días de antelación de media; además, en 2016 también aumentaron los viajeros que usaron sus dispositivos móviles para escoger sus viajes con uno y dos meses de antelación.

Como afirma Carrie Davidson, directora de Gestión de Mercado para España y Portugal de Expedia, “los datos de 2016 sobre la demanda hacia España muestran que los canales de distribución indirectos ayudan a los hoteleros españoles a atraer viajeros con un mayor perfil de gasto, que no solo se refleja en sus vacaciones, sino también en el destino, porque se alargan las estancias y la demanda se adelanta. Sin lugar a duda, los paquetes son una tendencia que crece cada año en tanto que los viajeros se inclinan cada vez más por demandar productos y servicios combinados que amplíen y mejoren su experiencia turística”.

Davidson explica que los resultados del mercado turístico español en 2016 demuestran “cuán importante es para los hoteles pequeños y medianos y establecimientos independientes contar con una plataforma tecnológica flexible y fiable que conecte su oferta con la demanda, en especial de turistas extranjeros, a través de los canales de distribución más adecuados, para atender las expectativas de los viajeros en materia de personalización de la oferta y de la conectividad móvil”.

“Este es, de hecho, el compromiso de Expedia no sólo con sus socios hoteleros, sino también con toda la industria hotelera: desarrollar herramientas tecnológicas de vanguardia y accesibles, destinadas a satisfacer las necesidades y prioridades reales y cotidianas del negocio hotelero, lo que impulsará los resultados de nuestros socios y beneficiará a la industria turística en su conjunto”, afirma Davidson.

Suscríbete a nuestro Newsletter