La delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha participado, junto a la concejala de Movilidad de Barcelona, Mercé Vidal, en la inauguración de la Feria del Vehículo Eléctrico VEM-16, organizada por el Ayuntamiento de Madrid y AEDIVE (Fundación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico).

Las administraciones tienen que implicarse en conseguir una movilidad sostenible, fomentando la colaboración entre los sectores implicados y la inversión en nuevas tecnologías. “La colaboración entre sectores público y privado, de instituciones y empresas es fundamental para abordar un problema que hoy tenemos la mayoría de las ciudades”, ha dicho Inés Sabanés, en la inauguración de VEM-16. “Debemos aprovechar toda la inteligencia, todas las capacidades, todas las tecnologías y todos los elementos de participación necesarios para garantizar la salud colectiva y para llevar a cabo la lucha contra la contaminación”.

Conseguir una movilidad sostenible es uno de los principales objetivos de los responsables locales de medio ambiente y movilidad, y una prioridad para el Ayuntamiento de Madrid. La reducción del tráfico privado y el uso de vehículos propulsados por combustibles limpios o poco contaminantes, entre los que destaca el vehículo eléctrico, son medidas esenciales para conseguir este objetivo.

“La peatonalización, el uso de la bicicleta, la apuesta por el transporte público y la electrificación del transporte son las principales líneas en materia de movilidad que permitirán alcanzar los retos de calidad del aire y cambio climático a los que Madrid se enfrenta”, ha señalado Sabanés en su intervención.

El tráfico rodado es una de las causas principales de la contaminación acústica y atmosférica de Madrid. De ahí que el Ayuntamiento de la ciudad esté diseñando un nuevo modelo de movilidad que minimice el impacto ambiental y permita recuperar el uso del espacio urbano para los ciudadanos.

Y en este diseño, la movilidad eléctrica es un factor clave, especialmente en ciertos sectores, por el elevado número de desplazamientos diarios que realizan por la ciudad: como la distribución urbana de mercancías, el sector del taxi o el transporte público.

Incentivos

Para favorecer la movilidad eléctrica, el Ayuntamiento de Madrid mantiene una serie de incentivos fiscales para los vehículos eléctricos, híbridos enchufables o eléctricos de rango extendido. Estos beneficios son: estacionamiento gratuito en las plazas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), previa obtención de Autorización Cero Emisiones; bonificación del 75% en la cuota del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM); libre acceso a las Áreas de Prioridad Residencial (APRs), y libre acceso a la ciudad durante la aplicación del Protocolo de actuaciones en episodios de alta contaminación. Además, los vehículos comerciales e industriales con Autorización Cero Emisiones podrán ampliar su horario de carga y descarga.

Puntos de recarga

Madrid cuenta con una red de 24 puntos de recarga de vehículos eléctricos, de titularidad municipal, situada en la vía pública. Por otra parte, hay más de 100 puntos de recarga eléctricos en aparcamientos de rotación municipales, gestionados tanto por la Empresa Municipal de Transportes como por otros operadores privados en régimen de concesión.

Además, se están poniendo en marcha proyectos de desarrollo de terminales de carga rápida en estaciones de servicio, que se espera empiecen a funcionar a lo largo de este año. También se ha iniciado un estudio de viabilidad para la instalación de un punto de carga rápida en el paso subterráneo de la Plaza de Colón.

Vehículos eléctricos en Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha realizado una apuesta decidida por las nuevas tecnologías y combustibles alternativos menos contaminantes para la flota de vehículos municipales, la cual está en proceso de renovación.

Actualmente cuenta 113 vehículos híbridos y 33 eléctricos. Estos últimos corresponden a microbuses de la Empresa Municipal de Transportes, motos de Agentes de Movilidad y coches de Policía Municipal y de mantenimiento y otros servicios.

Nuevos vehículos eléctricos se irán incorporando a la flota municipal gracias a la inclusión de criterios ambientales en nuevos contratos de servicios municipales, como los de recogida de residuos, y por la sustitución de vehículos antiguos en flotas gestionadas por servicios centrales.

También cuentan con el apoyo del Consistorio madrileño los proyectos de vehículo eléctrico compartido como Car2go, que opera en el área central de la ciudad.

Además, la ciudad ofrece un servicio de bicicleta eléctrica compartida, Bicimad, que cuenta con más de 60.000 usuarios, 164 estaciones y pone a disposición de los usuarios diariamente más de 2.000 vehículos.

Por otra parte, Sabanés se ha referido al anuncio realizado por la entidad Ciudad del Taxi, que en breve contará con una flota de vehículos eléctricos. Comenzará con 50 vehículos, que llegarán a 110 una vez aprobada la ampliación de los fondos MOVEA,

La delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad ha informado de los proyectos europeos para la promoción del uso de vehículos menos contaminantes en los que participa el Ayuntamiento de Madrid, como el FREVUE de distribución urbana de mercancías con vehículos eléctricos, o el ECCENTRIC CIVITAS de fomento de la movilidad eléctrica en la ciudad