CEHAT ha presentado hoy el nuevo indice OHE General, que recoge las perspectivas de los hoteleros  junto con las previsiones macroeconómicas (OHE Macroeconómico), se muestran optimistas y en niveles incluso superiores a los obtenidos en la misma temporada del año anterior.

El indice OHE Hotelero, que mide directamente las expectativas de los encuestados, obtiene un resultado continuista y de optimismo alcanzando los 73, 93 puntos frente a los 75, 89 puntos de la primavera Semana Santa de 2016.

Los principales indicadores analizados en el OHE Hotelero, no presentan cambios significativos con respecto a la temporada anterior. Destaca en este indice la oferta de plazas que se sitúa en 67, 35 puntos, el precio medio que sube 2 puntos situándose en los 86, 35, el esfuerzo promocional y la rentabilidad que se sitúa en los 78, 75 puntos, 3 puntos más que los analizados en la misma temporada del año anterior.

El incremento en la mejora de los ingresos así como el mantenimiento de los costes favorece el optimismo de los hoteleros en cuanto a la rentabilidad esperada.

Las predicciones apuntan a que el número de viajeros nacionales aumentará así como la llegada de turistas procedentes de Alemania, Francia, Reino Unido y Países Nórdicos por ese orden.

En cuanto a estancia media de los turistas, tanto españoles como extranjeros, no se esperan variaciones significativas, situándose ambos indices en 92, 13 y 91,56 por ciento respectivamente.

Según Juan Molas, presidente de CEHAT, “seguimos en unas cifras muy positivas a corto y medio plazo. Esto no significa que debamos pensar que Ia situación se mantendrá para siempre en la misma senda del crecimiento, ya que nuestros competidores están sufriendo de forma importante y están buscando fórmulas de recuperación de mercados. La visión a largo plazo nos indica que aún hay muchas materias que arreglar y consolidar”.

Para el presidente de CEHAT, “se espera además una ocupación del 80 por ciento para las principales estaciones de esquí de cara al final de una temporada que ha sido la mejor de los últimos diez años”.

Nuestros tres principales mercados emisores (Reino Unido, Francia y Alemania) han incrementado sus reservas está cerca del 8 por ciento. Asimismo, el gasto por turista ha crecido el 11 por ciento respecto al año pasado.

Además, el empleo en el sector hotelero ha crecido en un 5,2 por ciento en el último año.  Para Semana Santa, 130.000 personas serán necesarias para reforzar los equipos en el sector turístico.

“Nos sigue preocupando la mal llamada economía colaborativa, nuestros resultados serían mucho mejores si no existiera esta competencia desleal. Ahora, además, ha aparecido una nueva amenaza, que es la activación del Brexit, y que requiere un especial cuidado de las relaciones entre España y Reino Unido, que supone un volumen tremendo para el turismo español como mercado emisor. El turismo debe tener un papel protagonista en las negociaciones con el Reino Unido, y ahí el gobierno español debe tener un papel protagonista. En cualquier caso, el Brexit no afectará a la temporada 2017”, afirma Molas.

Con respecto a los alquileres alternativos, “las administraciones son lentas en la resolución de los conflictos relacionados, hay una responsabilidad por parte del gobierno central absoluta. Hemos hecho lo imposible por denunciarlo, es urgente que se busquen soluciones, no sólo en términos de ley, sino en términos de plataforma”, asegura Juan Molas.

FullSizeRender.jpg

Por su parte, Ramón Estalella, secretario general de la CEHAT, ha asegurado que “la mejor noticia de estos datos es Ia constatación del aumento de pernoctaciones y rentabilidad fuera de la temporada alta. El gran reto del turismo español es disminuir ta estacionalidad, y al mismo tiempo ser capaz de acabar con la economía sumergida y la ilegalidad que está creciendo de forma incontrolada, to cual puede generar externatidades negativas que afecten de forma intensa al primer sector de Ia economía española”.

La demanda sigue creciendo por encima de la oferta hotelera, to que permite mejorar sustancialmente los índices clave de la industria. Los factores externos son muy relevantes, tanto el nivel de crecimiento de la economía mundial, como et de las principales magnitudes macroeconómicas que más influyen en la industria, divisa, precio petróleo y tipo de interés, que siguen dando alas a un sector clave en términos país.

En opinión de Estalella, “aún estamos por debajo de los precios de 2008 si tenemos en cuenta la inflación. Estamos creciendo, pero todavía no estamos en números similares a los anteriores a la crisis. Uno de los retos para los hoteles no es sólo acabar con la estacionalidad, sino ampliar la estancia media”.

El tirón de la demanda ha provocado un ascenso del precio medio. El 72 por ciento de los hoteleros cree que podrá subir los precios en los próximos meses.

“La digitalización de servicios es una tendencia imparable, en términos de comercialización y transformación digital, ya que el 85 por ciento de los hoteles no pueden acometer estas inversiones si no es a través de un proveedor”, concluye Estalella.

Con respecto al conflicto provocado por el alojamiento alternativo, Estalella asegura que “queremos que se deje de hablar de economía colaborativa y que se considere a estas plataformas como negocio y asuman sus propias responsabilidades. Hay una falta de colaboración de estas plataformas, nosotros no queremos prohibirlas, sino que se regule el sector y entren en justa competencia con el resto del sector”.