La Comunidad de Madrid acogerá el mayor viaje de incentivos de turistas chinos, procedentes de una empresa ubicada en Pekín y dedicada al cuidado de la salud, que han sido premiados por cumplir sus ‘bodas de oro’ en esta compañía. Gracias a esta iniciativa, más de 3.000 personas disfrutarán durante cuatro días de los atractivos que ofrece la región.

De esta forma, los empleados de la empresa C&S Grace Oligosaccharide- biological Engineering conocerán el próximo otoño lugares tan emblemáticos de la ciudad como la Plaza de Toros o el Teatro Real. Además, también tendrán la oportunidad de conocer otras ciudades cercanas a la región como Toledo o Segovia.

El director general de Turismo, Carlos Chaguaceda, ha destacado el ascenso que ha experimentado el mercado chino como emisor de turistas a la región, un 46,4 por ciento, por delante de Japón, que también ha experimentado una subida del 21,1 por ciento. Los principales motivos de la llegada han sido ocio y vacaciones así como asistencia a ferias y congresos.

Actualmente, sólo el 4 por ciento de la población dispone de pasaporte y se prevé que en el año 2025 serán 150 millones de ciudadanos chinos los que dispondrán de él frente a los 50 millones actuales.

7.jpg

Frente al tradicional perfil del turista chino, clase media y alta, jubilados en un alto porcentaje, sin dominio de idiomas extranjeros y que valora el lujo, se viene observando un nuevo segmento de demanda: los ‘millennials’, jóvenes de clase media alta que están transformando radicalmente el turismo chino y cuyo peso seguirá creciendo en los años venideros.

En este sentido, Chaguaceda ha subrayado la importancia que tiene Madrid como destino de turismo de negocios. “El Gobierno de Cristina Cifuentes considera como prioritario este turismo, porque funciona todos los días del año, especialmente los laborales, y además quienes vienen por este motivo tienen una gran capacidad de gasto”, ha añadido.

El director general ha recordado que la Estrategia de Turismo 2016/2019 establece siete grandes objetivos entre los que se encuentran aumentar el número de turistas que llegue a la región y los ingresos generados por el turismo e incrementar el peso del turismo internacional, por lo que se apuesta por iniciativas como la presentada hoy.

El año 2016 ha supuesto un punto de inflexión de gran importancia en lo que se refiere a la conectividad aérea entre España y China, pasando de solo dos rutas directas (Pekín-Madrid y Pekín-Barcelona) a cinco, tras la incorporación de China Eastern e Iberia (Shanghái-Madrid) y Cathay Pacific (Hong Kong-Madrid). Este importante incremento de vuelos directos se ve reflejado en las previsiones de capacidad aérea, que muestran un crecimiento para los próximos meses.