Rob Torres, Managing Director de Google, es el autor de un informe en el que el gigante de las búsquedas desvela las que son, a su juicio, las principales tendencias tecnológicas que afectarán a la industria de los viajes en el futuro más cercano. El texto forma parte de un informe publicado recientemente por el World Travel & Tourism Council (WTTC), sobre el impacto del turismo en la economía a escala global.

“En Google, creemos que sólo estamos al uno por ciento de la forma en que la tecnología transformará nuestras vidas y negocios. El fundamento de aceleración para el próximo 99 por ciento ha sentado sus bases en la combinación de la aparición de los dispositivos móviles, la mayor conectividad y el machine learning. Creemos que esta combinación de tecnologías supondrá un desafío para cada compañía, que se verá obligada a reimaginar su negocio, dando lugar a enfoques nuevos e innovadores”, afirma Torres.

Experiencia mobile-first

Durante los próximos cuatro años, 1.000 millones de personas en todo el mundo entrarán en internet en mercados emergentes. Para la gran mayoría de estas personas, un dispositivo móvil será su único dispositivo conectado a internet.

La responsabilidad reside ahora en las compañías de viajes, que deben mejorar la experiencia en términos de velocidad y usabilidad, así como aprovechar las poderosas capacidades de los dispositivos móviles, ya que hay cerca de 10 sensores distintos en la mayoría de los smartphones.

Desde la investigación inicial hasta la asistencia en el destino, los dispositivos móviles tienen la capacidad de transformar verdaderamente el núcleo de la experiencia de viaje.

Conectividad inmersiva

Hace unos años, Google predijo que la verdadera transformación ocurriría cuando los viajeros estuvieran siendo asistidos por la tecnología, pero sin apenas percibirlo.

Entre el aumento de la conectividad general a través de distintos tipos de dispositivos y el aumento de la realidad virtual y aumentada, parece que nos movemos sólidamente en esa dirección.

La informática está en nuestra vida cotidiana, cada vez más en dispositivos que trabajan juntos para resolver problemas complejos de los usuarios. Nuestros televisores y teléfonos están conectados a través de sistemas que se extienden a nuestros coches, nuestros termostatos, nuestros relojes.

Nuevas formas de interactuar con la informática también aceleran esta tendencia. El progreso en el procesamiento del lenguaje natural significa que usaremos cada vez menos teclados.

Para el viajero global, ser capaz de conversar sin detenerse a escribir será una transformación. La realidad virtual puede ofrecer experiencias de viaje independientes de la ubicación. La realidad aumentada permite una capa completamente nueva de interacción con el entorno.

Machine learning

En pocas palabras, significa que los ordenadores ya no necesitan que les digan exactamente qué deben hacer. Se les puede dar un objetivo y un montón de datos y esperar que encuentren por sí mismos la mejor manera de lograr el objetivo.

El poder del machine learning nos permite resolver problemas muy complejos más rápido que nunca. Lo que es más importante, la naturaleza de esta transformación basada en datos es que es algo que cualquier empresa, no importa cuán grande o pequeña, puede utilizar para evolucionar o ampliar su negocio para el futuro.

Las empresas de viajes no pueden esperar simplemente añadir nuevas características a los viejos modelos de negocio y tener éxito. En cambio, debemos mantener siempre los ojos fijos en el horizonte, pensando en cómo ciertas tecnologías nos permitirán reimaginar nuestro negocio de manera que beneficie al usuario y a la industria.