Como viajeros, nuestra relación con la tecnología hace que esperemos un acceso constante a la conectividad wifi, incluso cuando estamos a 10.000 metros de altura.

Desgraciadamente, este tipo de conexión es todavía un lujo. La buena noticia es que muchas aerolíneas están aprendiendo cuánto afecta la conectividad wifi a la calidad de la experiencia de vuelo de un cliente.

De hecho, añadir wifi es sólo el comienzo. Como un impulso general de toda la industria, las aerolíneas que tienen wifi a bordo ahora están tratando de hacerlo mejor, más rápido y más barato.

Mientras que muchas aerolíneas están mejorando rápidamente la velocidad de su conexión, por lo general internet en los aviones es lo suficientemente bueno para consultar el correo electrónico,  pero no para ver o transmitir videos.

Sin embargo, hay una excepción en este momento. JetBlue sostiene que su servicio wifi, denominado convenientemente Fly-Fi, tiene la capacidad de soportar streaming videos en todos los aviones.

Pero, como casi todo lo bueno, tiene su precio: mientras que el sifi básico para navegar por internet es gratis, cobran 9 euros por hora por un servicio más rápido (15 Mbps) que puede transmitir y descargar vídeo.

En este momento, estas son las aerolíneas que ofrecen algún tipo de conectividad en el aire:

mappa_Corr-2-1.png

Artículo original en el blog de Let’s Fly Cheaper.