El gobierno británico está preparando su salida de la Unión Europea con la puesta en marcha del artículo 50, que marcará el inicio de las negociaciones de salida del Reino Unido de la UE en los próximos tres meses, a falta de que el Gobierno garantice que los ciudadanos de la UE puedan mantener sus derechos después de la enmienda a la Ley del Brexit votada a favor en el Parlamento la semana pasada.

La caída de la libra esterlina frente al euro podría reducir el presupuesto de los británicos para sus vacaciones en Europa. Además, sus viajes podrían llegar a ser más complejos dentro de los países de la Unión y el transporte aéreo se vería afectado debido al incremento de precios. Por este motivo, la compañía HomeAway ha realizado un estudio en colaboración con el Instituto OnePoll, donde entrevista a una muestra de 1.000 adultos británicos para analizar el impacto del Brexit en su comportamiento para sus próximas vacaciones.

Los británicos prevén un aumento del precio de los viajes al extranjero

El 55% de los encuestados temen que las vacaciones fuera del Reino Unido sean cada vez más caras debido al Brexit. Sólo un 7% de los encuestados cree que será más barato. De todos ellos, los encuestados con hijos con edades comprendidas entre los 16 y 20 años son los que creen que sus viajes fuera del país requerirán un mayor presupuesto.

Sin embargo, en 2017, la mayoría de los británicos no quiere cambiar sus planes de vacaciones

Para el 79% de los encuestados británicos, el Brexit no tiene actualmente ningún efecto sobre sus planes de viaje en 2017 a otros países de la Unión Europea. Sin embargo, más de un 12% cree que con el Brexit será menos probable que viajen a algún país comunitario y solo el 8% de los encuestados ha contestado lo contrario (que habrá más probabilidad de que lo hagan). Igualmente, la mayor parte de los británicos considera que el Brexit no cambiará sus planes de viajar al extranjero fuera de los países comunitarios (82%).

luis-llerena-16891.jpg

En cuanto a las vacaciones en su propio país, más del 17% ha afirmado que el Brexit les hace más propensos a viajar dentro del Reino Unido en lugar de al extranjero, aunque la mayor parte de los encuestados (74%) opina que sus planes al respecto no cambiarán si se lleva a cabo la salida de la UE.

Reserva por adelantado

En el momento del estudio, el 70% de los encuestados británicos todavía no había reservado sus próximas vacaciones. No obstante, la mayoría de los encuestados han contestado que reservan con una antelación de entre 1 y 3 meses. El hecho de no tener elegido el destino es la razón por la que todavía no han efectuado su reserva el 28% mientras que el 26% alega que necesita ahorrar un poco más.

La mayor parte de los británicos entrevistados gastará entre 751-1000£ en una semana de vacaciones en familia (18%), ya sea dentro o fuera de Reino Unido, aunque el 16% afirma que no disfrutará de estos siete días de descanso en compañía de sus seres queridos.

Otra de las conclusiones del estudio apunta a que una tercera parte (32%) disfrutará de dos períodos de vacaciones este año, como normalmente ha hecho. Ahorrar (33%) y no necesitar más días de descanso (27%) son las principales razones por las que se tomarán menos días de vacaciones en 2017.

Suscríbete a nuestro Newsletter