Nota de prensa


La última oleada del Barómetro turístico Brain Trust CS, analiza la forma en la que los españoles compran sus viajes de ocio.

Según los datos, el viajero de ocio tipo español es una persona que compra su viaje con dos meses de antelación, optando por contratar servicios sueltos directamente en las páginas web de las marcas, a las que accede desde su ordenador, y paga su reserva con tarjeta de crédito.

Viajeros previsores que exigen atención personalizada

Los viajeros españoles tienden a reservar sus viajes de forma anticipada, de tal forma que solo 2 de cada 10 personas reservan sus vacaciones con menos de un mes de antelación. El mayor peso de compras se realiza entre dos meses y un mes antes, momento en el que 26% de los españoles realiza sus reservas.

Estas compras se efectúan mayoritariamente a través de las webs de las compañías (un 36%) seguido de agencias online con un 35% y presenciales con un 21%.

bigstock-friendship-travel-vacation-89185358.jpg

En el caso de las compras de billetes de avión, los motivos que les llevan a optar por la compra directa a través de las webs de las compañías son recibir atención personalizada (21%), facilidad y comodidad de uso (19%) y contar con una mayor flexibilidad de trayectos y fechas (16%).

En el caso del alojamiento, a estas razones hay que sumarles la opción de acceder a condiciones especiales como late-check, motivo de decisión para un 13% de los viajeros.

Como canales alternativos un 17% de los españoles utiliza comparadores o agregadores para realizar sus reservas, mientras que un 10% prefiere realizar las reservas directamente cuando ya ha llegado a su destino.

El móvil coge peso en las ventas de viajes

Aunque el ordenador (tanto PC como portátil) siguen liderando las compras online, es destacable cómo el móvil va cogiendo peso como dispositivo preferido para realizar las reservas de viajes, habiendo sido escogido como canal favorito por el 14% de los viajeros frente al 11% del año anterior.

phone-690091.jpg

Estas compras móviles se realizan en un 53% de los casos a través de la web, y solo un 11% afirma realizar sus compras a través de una aplicación. El 36% restante asegura que utiliza ambos canales, según la ocasión.

Se reservan más los servicios sueltos y menos los paquetes organizados

Parece que la llegada de la tecnología y las facilidades de acceder al proveedor directamente ha provocado que 6 de cada 10 viajeros contrate los servicios sueltos, mientras que tan solo un 19% y un 14% optan por contratar paquetes dinámicos u organizados respectivamente.

Los viajes se pagan con tarjeta

Los pagos de las reservas se realizan mayoritariamente con tarjeta de débito (40%), aunque existe aún más de una cuarta parte del mercado que sigue utilizando el dinero en efectivo (32%). Es destacable que los jóvenes y los hogares con menores ingresos son los que más se decantan por esta última forma de pago.

bigstock-Hands-Holding-Credit-Card-And-135890795.jpg

Para Ángel García Butragueño, director del Barómetro Turístico, “Los españoles van evolucionando en sus comportamientos y hábitos de consumo y compra de viajes, y los proveedores deben adaptarse para personalizar las experiencias de unos viajeros cada vez menos fieles a las marcas, y que buscan un valor diferencial, indistintamente del precio que están dispuestos a pagar. Sólo aquella empresa que sepa comprender las necesidades de un nuevo viajero permanecerá en el mercado, el resto sobrarán, fruto de un consumidor cada día más exigente ”.

Suscríbete a nuestro Newsletter