Comprender el comportamiento de los viajeros, particularmente en el entorno online, es vital para los hoteleros ya que compiten, como bien es sabido, con las OTAs por el control de las reservas.

En un seminario titulado ““How Airlines, Hotels and OTAs Compete on the Web”, la analista de Phocuswright Brandie Wright compartió las tendencias que los hoteleros pueden esperar de los hábitos de los viajeros basándose en los datos de reservas recogidos y analizados por la consultora. Aquí hay cinco puntos clave:

1 – La lealtad gana, una vez más

La lealtad juega un papel importante en los hábitos de reserva de los huéspedes, dijo Wright, y los programas de fidelización parecen vivir un fuerte aumento de participación en general. Es más, en Estados Unidos, ocho de cada diez reservas realizadas en el canal directo guardan relación con un programa de fidelización.

El 52 por ciento de los viajeros estadounidenses pertenece a un programa de viajero frecuente de alguna aerolínea, mientras que el 46 por ciento es miembro de un programa de fidelización hotelero.

2 – Esfuerzo de las campañas de reserva directa

Las empresas hoteleras dedicaron gran cantidad de esfuerzo y dinero a comercializar las reservas directas en 2016. Tanto Hilton como Marriott lanzaron campañas de marketing de reserva directa en la primera mitad del año.

“Parece que las campañas de publicidad han ayudado a impulsar una participación cada vez mayor en los canales directos por parte de los usuarios”, aseguró Scott Garner, presidente de Datos y Análisis de ADARA, durante el mismo seminario. “Sin embargo, creo que en el futuro la gran pregunta es, ‘¿a qué coste?'”

3 – Reservas móviles de última hora

Casi tres de cada cinco reservas móviles se hacen 24 horas antes del check-in, dijo Wright. Por el momento, parece que las OTA están entendiendo mejor este fenómeno que los hoteleros.

“El margen es enorme, y las OTA están realmente capitalizando esta demanda de última hora”. Wright agregó que la disponibilidad de estas reservas de última hora está aumentando. Además, los viajeros “retrasan cada vez más la reserva porque saben que pueden encontrar fácilmente alojamiento de última hora a través de distintas opciones móviles”.

4 – Correlación del ADR con el tipo de dispositivo móvil

Comparando las tarifas pagadas entre los usuarios de iPhone y Android, Phocuswright descubrió que la tarifa diaria media es más alta entre los usuarios de iPhone, con un promedio alrededor de los 270 dólares, 100 euros más de lo que los hoteleros obtienen de los usuarios de Android.

Wright señaló que la diferencia podría estar ligada al hecho de que los productos de Apple son normalmente más caros que otras opciones. Ese punto de precio podría tener relación con viajeros con un poder adquisitivo más alto. Añadió que los usuarios de Apple no sólo tienen una mayor tendencia a reservar viajes, sino que lo hacen con mayor frecuencia.

5 – Distribución de viajes de negocios y ocio

Garner dijo que los datos de 2016 mostraron que el 53 por ciento de los viajeros de negocios reservan directamente, en comparación con el 47 por ciento de los viajeros de placer.

“Los viajeros de negocios tienden a emplear menos tiempo en la búsqueda. Normalmente saben de antemano lo que quieren y son un poco menos sensibles al precio”.

Artículo original en Hotel News Now.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad