La paridad de precios, sus bondades y perversiones y las posibles consecuencias en una posible situación de ruptura de las cláusulas de paridad fueron los protagonistas de la segunda jornada de la Gira Hotelaria puesta en marcha por la compañía Paraty Tech.

David Madrigal, director de operaciones en Paraty Tech, abrió la jornada con una presentación en la que insistió en la importancia del diseño de la propia web como fórmula de potenciación del canal directo. Asumiendo que los hoteles no pueden, individualmente, competir con la inversión tecnológica de las grandes OTAs, los alojamientos no pueden permitirse el lujo de perder clientes que visitan su canal directo por contar con una plataforma que complica el procedimiento de reservas, o que no aplica técnicas de venta que aumenten la conversión.

Chema Herrero, CEO de Bedsrevenue.com, aseguró que la paridad es una gran mentira que la propia dinámica de la distribución online no puede mantener, y aunque reconoció que los hoteles deben estar presentes en los principales escaparates, también deben reducir drásticamente el número de canales de distribución para retomar un cierto control sobre sus precios.

20170228_122608.jpg

En esa misma línea se expresó Simón Barreiro, regional revenue manager en Barceló Hotels, que afirmó que, de un tiempo a esta parte, la compañía ha reducido drásticamente el número de canales con los que trabaja y que, incluso, cuenta con algún hotel que realiza toda su distribución de forma directa. Además, señaló que las cadenas hoteleras tienen la oportunidad de trabajar en la fidelización del cliente a través de su canal directo una vez que se ha alojado en uno de sus hoteles.

Por su parte Endika Ormaeche, director general en Muchoviaje, recordó que la paridad de precios no sólo se rompe por parte de las agencias online, sino también, en ocasiones, por parte de los propios proveedores, y reivindicó la inversión que realizan las OTAs en posicionamiento en buscadores para redirigir tráfico a los propios hoteles.

Esther Montalvá, socia directora en Legal Travel, aportó a la jornada el conocimiento legal sobre las situaciones de ruptura de la paridad, y aunque reconoció que hay muy poco que los hoteles puedan hacer cuando se producen disparidades, las cláusulas de paridad tienen un lado beneficioso en cuanto que permiten mantener una coherencia de precios, aumentar el prestigio de la marca y aprovechar el gran escaparate que para las hoteles independientes supone su presencia en los escaparates de las OTAs.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad