Vodafone España ha anunciado que la primera red comercial de NB-IoT (Narrow-Band Internet of Things o Banda Estrecha de Internet de las Cosas) del mercado español ya está disponible en seis grandes ciudades: Barcelona, Bilbao, Sevilla y Málaga se suman a Madrid y Valencia que ya contaban con esta tecnología desde enero. De esta forma, los Clientes empresariales de estas ciudades serán los primeros en poder beneficiarse de las aplicaciones de esta nueva red con los requisitos de confiabilidad y seguridad que necesitan.

NB-IoT cuenta con ventajas en cuanto a conectividad de dispositivos ubicados en zonas de poca cobertura, bajo tierra o en lugares de difícil acceso. Además, se puede utilizar para conectar diferentes categorías de productos como contadores de gas y de agua, contenedores inteligentes, alarmas de incendio, parquímetros y otro tipo de sensores.

Antes del 31 de marzo, Vodafone España contará con más de 1.000 estaciones de red actualizadas con tecnología NB-IoT. Cada estación base podrá conectar más de 100.000 dispositivos a la Internet de las Cosas. De esta forma, Vodafone se posiciona como pionera en la introducción de una tecnología disruptiva que creará un nuevo ecosistema de aplicaciones y que transformará los sectores de industria, agricultura y servicios de smartcities.

Del primer mensaje NB-IoT a la primera aplicación comercial

En octubre de 2016 Vodafone mostró la primera aplicación comercial de la tecnología NB-IoT al conectar el parking de la sede de Vodafone en Madrid con su red comercial 4G. Durante dicha demostración, un sensor con tecnología NB-IoT actualizó el estado de ocupación de una plaza de parking en tiempo real. Dicho estado se reflejaba en una aplicación de smartphone, quedando la plaza en estado ocupado tras el estacionamiento del vehículo y desocupada tras la marcha del mismo. En un futuro, el sistema permitirá a los clientes la reserva de plazas en tiempo real y la navegación hasta la plaza de parking de destino con importantes ahorros de tiempo. Este sistema podría incluso extenderse a una ciudad, permitiendo la gestión inteligente de plazas de aparcamiento.

En septiembre de 2016 la operadora –junto con Huawei- realizó la primera conexión inalámbrica de NB-IoT en una red comercial con una estación base 4G en funcionamiento actualizada con dicha tecnología y utilizando la banda de frecuencia de espectro licenciado de 800Mhz.

Con anterioridad, en diciembre de 2015, Vodafone y Huawei enviaron el primer mensaje con el pre-estándar NB-IoT a un módulo ubicado junto a un contador de aguas proporcionado por Aguas de Valencia.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad