Ryanair está dispuesta a demandar al gigante de reservas online Expedia en su último ataque legal contra los agentes de viajes online que intentan vender las tarifas de la aerolínea.

La compañía entregó la documentación legal el pasado miércoles, con el bufete comercial Philip Lee al frente de la demanda.

Un portavoz de Ryanair dijo que la compañía no comenta sobre asuntos legales pendientes. Expedia, que posee sitios como Expedia.com, Hotels.com y trivago, también dijo que no puede comentar sobre asuntos de litigios.

Ryanair ha tomado medidas contra una serie de sitios sobre la supuesta mala venta de sus tarifas. A finales del año pasado, la compañía ya tomó medidas contra Momondo y también demandó a Opodo y a eDreams.

La aerolínea, que se está esforzando para convertirse en el “Amazon de los viajes” al ampliar su presencia online de acuerdo con el presidente ejecutivo Michael O’Leary, también está involucrada en una disputa legal con Google en los tribunales irlandeses.

El jueves, la aerolínea celebró un fallo del Tribunal de Comercio que rechazó el intento de Google de que la reclamación de la ley de competencia de Ryanair contra Google fracasara. Ryanair está tratando de obligar a Google para que evite que eDreams anuncie sus tarifas.

Ryanair inició procedimientos contra Google y eDreams en diciembre de 2015 cuando afirmó que el gigante de la búsqueda estaba permitiendo que eDreams se anunciara como Ryanair.

La compañía está cada vez más activa en otras ventas de viajes como parte de una actualización completa de su sitio web y sus aplicaciones móviles. Ahora está tratando de ganar cuota de mercado en reservas de hoteles y alquiler de coches. “Las agencias online no tienen un ladrillo en ninguna parte, pero de alguna manera han logrado insertarse entre los hoteles –que generalmente son unos incompetentes cuando se trata de distribución– y el consumidor–”, ha llegado a afirmar O’Leary, quien no destaca precisamente por la mesura en sus declaraciones públicas.

Como parte de su nuevo sitio web, los clientes de Ryanair ahora se convierten en “miembros” al realizar la reserva, dándole a la aerolínea una fuente inigualable de datos para analizar.

Noticia original en The Times.