IBM y NYSE han anunciado la primera colaboración industrial que permitirá cualquier llevar cualquier punto de venta donde la tarjeta Visa sea aceptada a cualquier dispositivo conectado a internet, a través del internet de las cosas.

La colaboración reúne la plataforma Watson IoT de IBM y sus capacidades cognitivas con los servicios de pagos globales de Visa, que son utilizados por más de 3.000 millones de consumidores en todo el mundo.

La plataforma Watson IoT de IBM permite a las empresas conectarse a miles de millones de dispositivos, sensores y sistemas conectados en todo el mundo y, a continuación, extraer conocimientos prácticos. Hoy la plataforma es utilizada por más de 6.000 clientes de IBM que están ayudando a los clientes a conectarse a millones de dispositivos.

IBM y Visa comparten una visión y un compromiso para integrar los pagos y el comercio en cualquier dispositivo, desde un reloj, un anillo, un electrodoméstico o un coche.

Bajo esta colaboración, las compañías pueden permitir pagos seguros usando el servicio Visa Token, una nueva tecnología de seguridad que reemplaza la información sensible de la cuenta de pago que se encuentra en las tarjetas de pago con un identificador digital único a través de la plataforma Watson IoT de IBM. Como resultado, IBM y Visa podrían apoyar los pagos y el comercio electrónico en muchos de los 20.000 millones de dispositivos conectados que se estima que estarán en la economía global para 2020.

“IoT está literalmente cambiando el mundo que nos rodea, ya sea permitiendo a las empresas alcanzar niveles inimaginables de eficiencia o permitiendo que una lavadora asegure que nunca nos quedemos sin detergente”, explica Harriet Green, máxima responsable de IBM Watson IoT. “Esta combinación de las tecnologías IoT con los servicios de pago significa el siguiente momento definitorio en el comercio, al permitir pagos sobre cualquier objeto conectado, con nuevos niveles de simplicidad y conveniencia para todos”.

Como ejemplo de aplicación de esta tecnología, los expertos estiman que habrá 380 millones de coches conectados en 2021. A medida que el ecosistema del automóvil se conecta a la plataforma IoT de Watson, un controlador sería alertado cuando la garantía o certificación del vehículo está a punto de expirar o si partes específicas del coche necesitan ser reemplazadas. Con esta información, el conductor puede pedir piezas con sólo pulsar un botón, o programar una cita de servicio en su garaje local preferido. El conductor podría incluso pagar el combustible a través de una interacción directa entre el coche y la estación de servicio.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *