Una oleada de viajeros solitarios significa una nueva fuente de oportunidades para los agentes que puedan atender a este creciente mercado. Según un estudio de Visa sobre el aumento de los viajes en solitario, uno de cada cinco usuarios ha viajado solo en su viaje más reciente.

Los turoperadores y las líneas de cruceros están de acuerdo y están trabajando para satisfacer ese crecimiento. Abercrombie & Kent, por ejemplo, está viendo un aumento constante en viajes solistas año tras año, con un aumento del 15 por ciento en el número de viajeros en solitario en 2016 en comparación con 2014, según el presidente de la compañía, Phil Otterson, mientras que la firma Uniworld asegura que el 7 por ciento de los huéspedes en su cruceros fluviales son viajeros en solitario.

Aquí hay cinco consejos para vender viajes en solitario:

1. Buscar proveedores que atiendan a este tipo de viajeros.

Parece muy evidente, pero cada vez es mayor el número de turoperadores que contemplan ofertas para viajeros individuales. Existen incluso empresas, como Insight Vacations, donde los guías turísticos se centran en este tipo de viajeros, ayudando a introducirlos a la cultura local, tal y como explica su presidente, Phil Cappelli.

2. Eliminar los cargos por viajar solo. 

Hay tours y cruceros donde no hay un solo suplemento, y los viajeros en solitario pagan lo mismo que cualquier huésped que viaje con otra persona. En otros viajes, los suplementos son directamente eliminados en salidas específicas.

Sherwin Banda, presidente de African Travel, explica que “los viajeros en solitario pueden evitar pagar un suplemento al reservar un tour establecido que ofrece estructuras tarifarias basadas en viajes en grupo. Si los clientes son flexibles con sus fechas de viaje, nuestros tours pueden ser ofrecidos en función de la disponibilidad. Los agentes de viajes también deben preguntar qué fechas de salida hay disponibles sin un solo suplemento”.

3. No hacer presuposiciones sobre el mercado.

“No tiene sentido asumir que aquel que viaja solo es un soltero”, afirma Otterson. “Basado en una encuesta que hicimos hace unos años, casi el 40 por ciento de los viajeros en solitario eligieron este tipo de viaje porque su pareja no comparte su interés en el destino, o porque los conflictos de programación impidieron que la familia o amigos se unieran a ellos. Un cuarto de ellos viajan solos para perseguir una pasión personal, como la fotografía, la historia o la arqueología. No son necesariamente solteros”.

4. Buscar líneas de cruceros que ofrezcan cabinas diseñadas para individuos.

Cunard Norteamérica ahora ofrece cabinas individuales en las sus Queen Victoria, Queen Elizabeth y Queen Mary 2, que ofrece 15 cabinas individuales instaladas el verano pasado. Y cada barco “es un destino en sí mismo; la atmósfera y las actividades que se ofrecen a bordo animan a los huéspedes a reunirse y participar con los viajeros de ideas afines”, explica el vicepresidente senior de la compañía, Josh Leibowitz.

5. Elegir el destino y el tipo de viaje adecuados. 

Los viajes de grupo pueden ser atractivos para viajeros en solitario, especialmente los que hacen un viaje solos por primera vez o aquellos que prefieren no estar completamente solos. Esto combina las facilidades de viajar en grupo sin renunciar a la sensación de libertad de viajar solo.

Artículo original en Travel Market Report.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *