Desde la recaudación de fondos para el St. Jude Children’s Research Hospital hasta el lanzamiento de un nuevo servicio de clase ejecutiva para aerolíneas, las compañías de viajes y las juntas de turismo están recurriendo cada vez más a la realidad virtual para expandir su alcance y atraer a posibles clientes.

En noviembre, por ejemplo, la Autoridad de Turismo de Tailandia publicó cuatro vídeos de 360 grados, uno en un santuario de elefantes cerca de Chiang Mai y otro en la cueva de Khao Luang, en el oeste de Tailandia.

“Con los medios de comunicación social y los canales de distribución tan fragmentados, tenemos que apelar a los sentidos de los consumidores”, dijo Steven Johnson Stevenson, director de Marketing para Eastern United States. “Queremos que sean capaces de tocar, sentir, ver y ojalá algún día estar en Tailandia”. La realidad virtual, agregó, “permite a los consumidores interactuar con nosotros de una manera que nunca antes habíamos imaginado”.

Cathy Tull, vicepresidente senior de Las Vegas Convention and Visitors Authority, dijo que la realidad virtual permite a los consumidores “probar” un destino antes de visitarlo. El más popular de los 30 videos de 360 grados que la autoridad de Las Vegas ha lanzado desde marzo es una inclusión en Las Vegas Boulevard.

En enero de 2016, Turismo de Australia introdujo una serie de películas de 360 grados que representan las experiencias de viajes acuáticos, incluyendo buceo en el gran arrecife de coral y la puesta de sol sobre el puerto de Sydney.

Uno de los primeros adoptadores de la realidad virtual en nuestro sector fue Marriott Hotels, que en 2014 introdujo cabinas de “teletransporte” que llevaron a hoteles alrededor de los Estados Unidos, permitiendo a los huéspedes experimentar una playa de arena negra en Maui y o la  vista desde la Torre 42 en Londres mientras llevaban unas Oculus Rift.

Otras compañías hoteleras –incluyendo St Giles Hotels, una empresa con sede en Londres que cuenta con nueve hoteles en todo el mundo, y Best Western– han seguido su ejemplo.

Carnival Cruise Line eligió a Zach King, una estrella de YouTube e Instagram, para aparecer en un video de 360 grados que lanzó en otoño para promover su último barco, el Carnival Vista.

Y esta primavera, los programas de fidelización Marriott Rewards y Starwood Preferred Guest planean lanzar una serie de películas de 360 grados en destinos de todo el mundo que serán presentados por influencers en redes sociales.

Expedia decidió utilizar la realidad virtual de un modo inusual. Aunque la ha utilizado en películas que promueven ofertas de viajes a Australia, en marzo inició una campaña de recaudación de fondos con la realidad virtual para el hospital infantil St. Jude.

A petición de Expedia, el hospital eligió a cuatro niños que estaban bajo tratamientos para la curación del cáncer para tuvieron “aventuras de ensueño”, como el buceo en aguas profundas en Playa del Carmen, México, o visitar la selva Monkey en Miami.

Expedia envió a cuatro de sus empleados, equipados con equipo de cámara de 360 grados y tecnología de retransmisión en vivo, a estos lugares; Luego proyectó sus imágenes en directo en una instalación especial en el hospital, donde cada niño podría tener su propia experiencia de viaje virtual e inmersiva, interactuando con los empleados de Expedia.

Expedia filmó sus interacciones y puso los videos onlinea, recaudando más de 20.000 dólares para el hospital.

Artículo original en The New York Times.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *