Estadísticas de la compañía Gate28 sitúan al 20 de marzo como el peor día del año pasado para volar debido a las 686 incidencias que se produjeron con motivo de una huelga nacional francesa, lo que supone un 7,4% de los retrasos y cancelaciones indemnizables de todo 2016. En el lado opuesto, el 23 de febrero se señala como el mejor día para coger un avión, ya que sólo se produjeron 3 retrasos o cancelaciones durante la jornada.

Entre los vuelos que más retraso acumularon entre enero y diciembre, destacan el Habana-Madrid de Iberia del 26 de abril, con 2 días, 4 horas y 27 minutos, seguido del Mahón-Stuttgart de TUIFly del 6 de octubre (2 días, 29 minutos) y el Arrecife-Ámsterdam de TUI Netherlands del 25 de octubre (1 día, 21 horas y 45 minutos).

De acuerdo con la legislación europea 261/2004, todos los pasajeros víctimas de una cancelación, overbooking o de un retraso aéreo de al menos 3 horas pueden optar –salvo circunstancias excepcionales- a una indemnización de hasta 600 euros por persona. Los vuelos con menos de 1.500 kilómetros de recorrido cancelados o que acumulen un retraso de más de tres horas se compensan con hasta 250 euros por persona. Los que tienen un trayecto entre 1.500 y 3.500 kilómetros permiten una indemnización de hasta 400€, mientras que la indemnización para los que superan los 3.500 kilómetros de viaje es de hasta 600€. Asimismo, los afectados tienen hasta diez años para poder reclamar, siempre que conserven la tarjeta de embarque.

2 de cada 3 viajeros españoles desconoce sus derechos por vuelos retrasados o cancelados

Según una encuesta de Gate28 realizada a finales de 2016, dos de cada tres viajeros españoles desconoce cuáles son las condiciones para poder reclamar una indemnización por un vuelo retrasado o cancelado si la aerolínea es la responsable.

El estudio señala que el 75% de los viajeros sabe que puede reclamar una indemnización a una compañía aérea cuando es la responsable del retraso o cancelación de un vuelo. Sin embargo, tan sólo un 31% sabe que, para reclamar el vuelo, tiene que haber sufrido un retraso de al menos 3 horas. Con respecto a la cantidad de indemnización, ocho de cada diez españoles desconoce cuál es el importe máximo que puede llegar a reclamar y tan sólo un 3% sabe que se trata de 600€.

Por otro lado, más de la mitad de los españoles (el 54%) cree que el tiempo máximo para reclamar son 6 meses desde la incidencia, mientras que prácticamente la otra mitad (un 45%) ha afirmado que no lo sabe y un 1% piensa que tiene hasta un año. Sin embargo, nadie está al corriente de que un pasajero puede reclamar una indemnización hasta 10 años después del vuelo.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *