El crecimiento del espacio Fiturtech y su evolución como marca hasta convertirse en FiturtechY, una plataforma de debate, charlas y discusión sobre la innovación y las nuevas tecnologías en el sector turístico, demostró ser una apuesta acertada, a tenor de la variedad y riqueza de temas tratados en sus cuatro foros (#techYdestino, #techYnegocio, #techYsostenibilidad y #techYfuturo), así como de las abundantes visitas al stand.

A lo largo de las tres jornadas se trataron temas clave, que preocupan e interesan al sector, como es el caso de la paridad de precios. Según los datos presentados por ITH y Fastbooking, alrededor de la mitad de los hoteleros españoles está a favor de la mantenerla aunque, tal como demostraron las mesas redondas, es una cuestión que se discute y preocupa al sector. Según se destacó, la paridad de precios representa una herramienta fantástica para los hoteleros, una buena ocasión para personalizar más el viaje, pero también se incidió en que es esencial controlarla.

TOL4855.jpg

El Machine Learning (ML), disciplina científica que crea sistemas que aprenden automáticamente aplicando algoritmos que se pueden emplear en casos futuros, fue otro de los focos, gracias a su capacidad de mejora de las decisiones encontrando patrones escondidos, ayuda a localizar valor en los datos y puede conseguir enormes cantidades de datos en segundos. Todo ello contribuye a su uso como sistema de recomendaciones, a la riqueza de sus ofertas dinámicas, a la segmentación y el agrupamiento y a la detección del fraude.

Tuvo su hueco también el Marketing Multicanal como estrategia ante el nuevo viajero, ya que hoy en día la tecnología es clave a la hora de decidir un destino. Se hizo ver la importancia de trabajar con influencers y blogueros, que llegan de forma directa al público millennial, muy interesante para los destinos porque son clientes suscriptores, que hacen campaña al compartir todas sus experiencias del viaje en las redes sociales.

Por su parte, Álvaro Carrillo de Albornoz, director de la Plataforma Tecnológica del Turismo Thinktur e ITH, presentó durante las charlas el e-Book ‘Smart data aplicado a los destinos’, elaborado en colaboración con otros centros de innovación turística del país. Carrillo de Albornoz destacó que el smart data, herramienta con múltiples aplicaciones en el sector turístico, es simplemente una forma de emplear el famoso big data (un tema de obligada discusión en este 2017) junto con un análisis para intentar extraer información concreta para beneficio de los destinos y la industria y para personalizar la experiencia del viajero.

La necesidad de gestionar algunas problemáticas para los destinos turísticos como el mercado ilegal de apartamentos, la convivencia entre vecinos, turistas y hosteleros, la saturación, la tarifa turística, la desestacionalización y la deslocalización del centro de las ciudades fueron algunos de los temas tratados por diferentes destinos, sobre todo urbanos, desde diversos enfoques y perspectivas.

La tecnología blockchain fue otra de las protagonistas. Para los no iniciados, se trata de una base de datos distribuida formada por cadenas de bloques diseñadas para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado. Busca solucionar el problema que provoca en los usuarios de internet la desconfianza en las transacciones y ofrece la posibilidad de poner en marcha sistemas de intercambio de activos que no precisen de los procedimientos del mundo real para poder funcionar. A propósito de ese tema, se resaltó que sería necesaria una campaña de concienciación para que la gente recuperase la soberanía digital, por el derecho a tener y manejar sus propios datos.

TOL9189.jpg

Quedó claro que el presente y el futuro de la distribución pasa por los dispositivos móviles, que ya no son un canal más, sino EL CANAL. Por primera vez en la historia un dispositivo acompaña todo el rato a los clientes y proporciona la posibilidad de alargar la experiencia de compra, así que trabajar en él es esencial. Igual de esencial es utilizar la realidad virtual, una nueva tecnología que despunta cada vez más en el sector, para acercar al cliente al escenario final y veraz y generarle deseo y expectativas.

Y, por supuesto, la sostenibilidad fue el pilar de (casi) todas las conferencias, mesas redondas y charlas durante los tres días.

De hecho, la celebración del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo fue un tema no sólo imperante en todos los foros de FiturtechY sino en toda la feria de turismo. En las conferencias, se valoró la sostenibilidad en todos sus sentidos, mencionando que el turismo afecta a toda la sociedad y centrando muchas discusiones en que “los lugares deben ser mejores destinos para ser vividos, para que sean mejores destinos para ser visitados”. Igualmente se defendió que algo, por ser sostenible, no tiene por qué requerir más esfuerzo económico por parte del cliente. La sostenibilidad en el turismo debe dirigirse a cumplir objetivos como el alivio a la pobreza, el trabajo decente, el acceso a vivienda de calidad, la igualdad de género y la formalización de empleos. Para ser sostenibles, se dijo, la clave es la educación.

‘El Modelo ITH de Sostenibilidad Turística en España’, un estudio realizado por ITH y presentado por Rainer Brusis, demostró que, entre los hoteles encuestados, la sostenibilidad ocupa un 65,7%. Las conclusiones del estudio se basan en los esfuerzos de los hoteles para mejorar los canales de comunicación entre empleados y clientes y señalan que existe un margen de mejora, aunque se ha detectado una evolución favorable en los últimos años. No obstante, para conseguir esta implementación de la sostenibilidad se ha de conseguir la unión de aspectos como la concienciación medioambiental, la normativa energética, el ahorro de costes y la presión de los stakeholders.

A la hora de centrarse en la sostenibilidad desde una producción y un consumo más responsable, se apostó, frente a las nuevas tecnologías, también por las relaciones más humanas. Es necesario poner en valor un turismo equilibrado en lo que se refiere a lo económico, social y medioambiental, también haciendo a los turistas partícipes. Es necesario que la industria turística una la sostenibilidad a la competitividad y sepa explicarlo porque, como concluyó un ponente tras mucho debate sobre el presente, “el futuro es mejor de lo que estamos planteando”.

Según datos recogidos por Gennion Solutions, gracias a la instalación de beacons realizada en el espacio de FiturtechY, más de 27.000 personas pasaron por el espacio FiturtechY y más de 2.800 personas atendieron a los cuatro foros a lo largo de las 3 jornadas profesionales en las que se desarrolló el evento.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *