El Grupo Novasol ha adquirido la empresa Wimdu, ampliando así su cartera de alojamientos en más de 350.000 alojamientos.

Mediante la adquisición de esta plataforma líder de alquileres vacacionales, Novasol completa su actividad empresarial en el sector de la sharing economy. En breve tendrá lugar una ampliación de la oferta y de su alcance geográfico, con lo que la competitividad de Wimdu se verá aún más fortalecida.

“Con esta adquisición no sólo ampliamos considerablemente las opciones de alojamiento que ofrecemos a nuestros usuarios en los destinos urbanos más atractivos, sino que también ganamos otro canal de distribución para poner a disposición de nuestros propietarios”, afirma Bernd Muckenschnabel, presidente de Novasol. “Con ello fortalecemos nuestra posición de liderazgo en el mercado europeo de alojamientos vacacionales. Trabajamos para ofrecer cada día un mayor surtido de experiencias de viaje. En los últimos 6 meses, hemos llevado a cabo 3 adquisiciones, un hecho que consolida y fortalece nuestra posición en el mercado internacional”.

Desde su fundación en 2011, Wimdu ha crecido de manera considerable y ha conseguido establecer una marca sólida, con lo que hoy es una de las mayores plataformas de gestión de alojamientos en las ciudades y destinos vacacionales más populares. Desde apartamentos en Roma a casas en Mallorca o estudios en París, Wimdu ofrece miles de alojamientos en más de 150 países y cuenta con más de 2,5 millones de usuarios registrados. Tras la adquisición, Wimdu continuará operando como marca independiente.

Novasol by Wyndham Vacation Rentals

Novasol, con sede en Copenhague, Dinamarca, cuenta con más de 44.000 propiedades privadas y, junto con los demás miembros del Grupo Novasol, conforman el mayor proveedor de casas y apartamentos vacacionales de Europa. La empresa forma a su vez parte de Wyndham Vacation Rentals, que dispone de propiedades en destinos turísticos de 29 países europeos.

Fundada en 1968 en Dinamarca, su oferta se centró en un primer momento en el norte y oeste de Europa. Tras la caída del Muro de Berlín en 1989, el Grupo Novasol fomentó el desarrollo turístico de Europa del Este y, en especial, hizo de Croacia un destino vacacional muy popular, además de abrir prácticamente el mercado de alquiler de alojamientos vacaciones en los países del sur de Europa.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *