Meliá Hotels International presentó hoy en la Feria de Turismo de Madrid (FITUR) su balance del año 2016, un ejercicio que su Vicepresidente y Consejero Delegado, Gabriel Escarrer, definió como muy positivo para los resultados del Grupo, y por haber sentado las bases para un crecimiento más cualitativo y rentable en los próximos años.

El Vicepresidente de Meliá Hotels International explicó los factores geopolíticos, como el Brexit, la inestabilidad y el terrorismo, la nueva presidencia en los Estados Unidos y la evolución macroeconómica, que pueden condicionar el desempeño del sector durante 2017, y detalló cómo la estrategia de su Grupo tratará de responder a los retos expuestos:

Por una parte, potenciando el liderazgo de Meliá en el segmento vacacional, el más estable y con mejor evolución en los últimos años, así como profundizando en la diversificación internacional de sus hoteles, especialmente en los destinos más seguros como Asia, el Mediterráneo y el Caribe. Escarrer anunció 23 aperturas de nuevos hoteles en 15 países para 2017.

En segundo lugar, los riesgos causados por la inestabilidad y la variable evolución económica se minimizan consolidando un modelo de negocio gestor y “asset-light”, más apropiado para resistir a las coyunturas y crecer estratégicamente, así como maximizando la coyuntura favorable en España mediante la renovación y reposicionamiento de producto vacacional. En cuanto al producto urbano, el Grupo seguirá diversificando su clientela gracias a su expertise en los llamados hoteles “bleisure” (business + leisure) que complementan la experiencia del viajero de negocios con el ocio y el estilo de vida.

Respecto a las tendencias de mercado imperantes, el primer ejecutivo de Meliá hizo énfasis en la capacidad de su Grupo, que en el año que concluye celebró sus 60 años de existencia, para innovar y adelantarse al entorno de cambio acelerado. Así:

Frente a la actual híper-segmentación de la demanda turística, Meliá propone “más Marcas”; por ello, en 2017 el Grupo concluirá la renovación de su arquitectura de marcas, y la actualización y “refresco”, según sus palabras, de marcas en el segmento vacacional, como Sol by Meliá con sus nuevas sub-marcas Sol Hotels, Sol House, Sol Beach House y Sol Katmandu, y en el segmento urbano-bleisure, Meliá e Innside by Meliá.

Para responder al crecienteinterés global por las experiencias y en especial, la gastronomía, Gabriel Escarrer esbozó la nueva estrategia de Meliá en el ámbito de Alimentos y Bebidas, con nuevos conceptos para todas sus marcas y restaurantes Michelin y de autor para sus hoteles Premium, así como terrazas-roof que se convierten en centros urbanos para el encuentro y el ocio.

Contra el impacto de modelos disruptivos basados en la llamada “economía colaborativa”, Meliá propone potenciar sus marcas, ofreciendo un mejor servicio y más personalizado, así como potenciar el segmento superior y de lujo, y por supuesto, seguir apostando por su liderazgo en hoteles vacacionales, un ámbito donde el alquiler vacacional no es competitivo.

Sobre el desafío digital, el Vicepresidente y Consejero Delegado de Meliá se mostró especialmente orgulloso de la transformación del negocio llevado a cabo, con nuevas herramientas de ventas, personalización y gestión del precio y una nueva web melia.com más funcional y accesible desde cualquier dispositivo. En el marco de su programa “Meliá Digital”, Meliá ha desarrollado nuevas capacidades y canales de comunicación y venta tanto con sus clientes (B2C) como con los agentes de viajes y Tour operadores (B2B), que le han permitido incrementar sus ventas online en torno a un 30% en 2016.

Respecto a la tendencia existente a una creciente consolidación del sector mediante fusiones y adquisiciones en la industria, Escarrer explicó que el posicionamiento de Meliá no es ser más grandes, sino especializarse en el segmento vacacional, donde el Grupo ya es líder a nivel internacional. Además, Meliá apuesta por alianzas estratégicas para su expansión y para el reposicionamiento de productos, una estrategia que le permite reforzarse a nivel corporativo y crecer de manera estratégica, de la mano de algunos de los fondos de inversión internacionales más importantes.

Por último, Escarrer expuso la clara apuesta de su Grupo por la calidad y el reposicionamiento del modelo turístico español, tanto en el ámbito vacacional, donde Meliá lleva años invirtiendo en el reposicionamiento de grandes hoteles emblemáticos en destinos maduros, como en el ámbito urbano, en el que la Compañía apuesta por grandes productos que transformen el turismo de las ciudades; así, Meliá acaba de abrir el hotel Gran Meliá Palacio de los Duques en Madrid, un nuevo icono del lujo y máximo exponente, junto con el recién inaugurado gran Meliá Rio de Janeiro, de la marca de lujo español por excelencia, y prepara en Mallorca la apertura del futuro Palacio de Congresos y Hotel de Palma, una infraestructura que cambiará el turismo en las Islas Baleares, relanzando el turismo urbano, potenciando sus valores culturales y naturales, y extendiendo la temporada.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *