Biduzz, la aplicación móvil que conecta a usuarios con agentes de viajes que asesoran 24 horas al día y siete días por semana, y en cualquier lugar del mundo, llega al mercado de las apps con el objetivo principal de mejorar la experiencia del usuario y facilitar su asesoramiento a la hora de contratar un viaje. Ahora el agente de viajes atiende al viajero de forma personalizada, con mensajería instantánea y desde el móvil, donde y cuando quiera para ayudarle a reservar todo lo que precisen antes y durante el viaje.

El objetivo de la app es permitir al reservar la experiencia deseada en tan solo unos minutos y con los mejores precios del mercado,  poniendo a disposición del usuario a agentes de viajes especializados y asignados de forma inmediata o por gustos y aficiones del viajero.

Según Pedro Márquez, fundador y CEO de Biduzz, “el trabajo del agente de viajes ha cambiado radicalmente, ya no está sentado delante de un ordenador de nueve a siete. Ahora el agente prefiere trabajar desde su casa, y en el horario que mejor le encaje, utilizando además las redes sociales como el mejor escaparate de su trabajo y donde mostrar el grado de satisfacción de sus clientes”.

Los Biduzzers

Los más de 600 agentes de viajes ubicados en diferentes países que prestarán sus servicios a través de esta aplicación móvil colaborativa son los llamados Biduzzers, que llegan con el objetivo de ofrecer su experiencia y asesorar de forma personalizada en la contratación del viaje, pero también durante el disfrute del mismo, en destino.

biduzz-iphones

Para Márquez “Biduzz es una prueba inequívoca de la reinvención del agente de viajes como profesional y como elemento diferenciador en la prestación de sus servicios a los viajeros”, a lo que añade que “los Biduzzers llegan a convertirse en asistentes personales del usuario, ya no solo a la hora de contratar un viaje, sino durante el disfrute del mismo, en el destino elegido”.

Los Biduzzers son seleccionados según estrictos parámetros que evalúan su conocimiento, experiencia en la contratación y comercialización de productos y destinos turísticos, así como  capacidad de comunicación e interacción con potenciales clientes a través de herramientas tecnológicas.