Airbnb, una compañía de por sí altamente financiada, ha comenzado a realizar sus propias inversiones en otras compañías. Concretamente, acaba de anunciar una ronda de inversión de 13 millones de dólares en Resy, una aplicación de reservas en restaurantes.

“Ayudar a la gente a encontrar y reservar increíbles restaurantes locales es una parte clave de nuestra filosofía que va más allá del simple alojamiento para concentrarse en todo el viaje”, asegura el presidente de Airbnb, Brian Chesky, en un comunicado. Airbnb integrará Resy en su propia aplicación en los próximos meses.

Resy también está recibiendo fondos de First Data, Lerer Hippeau y RSE Ventures de Gary Vaynerchuk, que es la firma que incubó el proyecto. “OpenTable estaba ya maduro para la interrupción”, dijo Vaynerchuk. “Ahora Resy está creciendo y explotando”.

Resy, con sede en Nueva York, trabaja con más de 1000 restaurantes en 50 ciudades, pero sigue siendo mucho más pequeño que OpenTable. El paisaje competitivo de la startup también incluye SeatMe de Reserve y Yelp.

El CEO de Resy, Ben Leventhal, ha afirmado al medio TechCrunch que Resy es diferente porque “los precios están basados en todas las características del restaurante, que añadimos a la app en estrecha colaboración con el propio establecimiento”.

Leventhal asegura que la financiación proveniente de Airbnb se utilizará para la expansión a 20 mercados adicionales este año. Asimismo, la compañía invertirá en ingeniería e infraestructura.

Resy ya había recaudado previamente 2 millones de dólares tras su lanzamiento en 2014. Otros inversores incluyen Slow Ventures y el actor Ashton Kutcher.

Noticia original en TechCrunch.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad