Es el momento de escribir la cara a los Reyes Magos. Sin embargo, la lista de deseos de un hotelero  es diferente a cualquier otra. En lugar de pedir un coche nuevo o el juguete tecnológico más reciente, secretamente espera todos los recursos para optimizar su presupuesto de marketing en 2017. La compañía Tambourine ha resumido en diez los principales deseos de los hoteles para el próximo año:

1. Políticas que mantengan la demanda actual

Después de un periodo de ansiedad e incertidumbre política, los hoteles cruzan los dedos para que las políticas trabajen a favor de la industria hotelera, desde una desregulación razonable hasta un alivio fiscal.

2. Más protecciones legales contra Airbnb

A comienzos de este mes, Airbnb puso una demanda contra la ciudad de Nueva York y la nueva normativa dirigida a ciertos anfitriones de Airbnb. Las nuevas reglas imponen multas de hasta  7.500 dólares para los anfitriones que alquilan ilegalmente varias unidades. Este acuerdo se produce después de que Airbnb se alejara de otra demanda a principios de este año, intentando bloquear la ley de San Francisco que exigía que los anfitriones se registraran en la ciudad. Otras ciudades han vigilado de cerca estos casos y libran sus propias batallas contra Airbnb.

3. Más conocimiento de los beneficios de la reserva directa

Marriott y Hilton han sido los pioneros en la batalla para recuperar las reservas de OTAs. Sus campañas de marketing, como el “Stop Clicking Around” de Hilton, intrigaron al público y aumentaron la concienciación sobre los beneficios de reservar directamente. Ahora que se ha establecido el escenario, cada vez más hoteles realizarán sus propias campañas para recuperar cuota de mercado, además de ofrecer más beneficios para atraer a los huéspedes a reservar directamente.

4. Simplificación de la recopilación y personalización de datos

Los hoteles quieren dar a sus clientes exactamente lo que los clientes quieren cuando lo quieren. Y sólo hay una manera de lograr eso: datos. Por suerte, 2016 fue un gran año para los datos, dándonos más herramientas para acumular información más relevante sobre los clientes que nunca. Sin embargo, la recolección y el análisis de datos puede ser lenta y complicada. Así que este año los hoteles están esperando métodos más simples y herramientas para recopilar esos datos y darles utilidad.

5. Ver los beneficios de un marketing hotelero más auténtico.

Los huéspedes del hotel buscan experiencias extraordinarias que no pueden lograr en casa. Por lo tanto, durante los últimos años, los hoteles han reimaginado lo que define la experiencia típica de los huéspedes y tratan de ofrecerles acceso a las mejores experiencias que el destino puede ofrecer. Los hoteleros esperan que sus experiencias locales generen más reservas y aumenten su rentabilidad.

6. Un mayor presupuesto de marketing

Las mejores campañas de marketing en hoteles necesitan talento y dinero.  Por desgracia, todavía hay muchos propietarios de hoteles que creen que puede alcanzar sus objetivos de ingresos con menos dinero y métodos de marketing baratos. Este año, los responsables de marketing de los hoteles esperan convencer a sus ejecutivos de que sus expectativas necesitan ser apoyadas con presupuestos más altos.

7. Mejoras de la propiedad para aumentar la competitividad

Las principales marcas hoteleras han invertido millones en la creación de nuevas colecciones de hoteles o en la renovación de las propiedades actuales para adaptarse a los gustos y expectativas de los viajeros. Con tantas propiedades nuevas y notables que compiten por la atención de los huéspedes, es más importante que nunca mantenerse al día con las comodidades contemporáneas, las experiencias y la estética. Ninguna campaña de marketing puede maquillar una propiedad envejecida y anticuada.

8. Menor dependencia de OTAs

A veces el hotel siente como si no pudiera sobrevivir sin las OTAs. Traen reservas aparentemente de la nada y de un modo consistente llenan sus habitaciones con una cantidad mínima de esfuerzo. Sin embargo, el hecho es que esas habitaciones están reservadas a precios bajos. Además de eso, las OTAs se quedan entre el 15 y el 30 por ciento de tarifas ya reducidas. Aumentar las reservas propias y depender menos de las OTAs es posible. Los hoteles han creado herramientas y técnicas de marketing perfeccionadas para recuperar reservas, como motores de reserva que reducen tasas de rebote, redacción de textos que impulsan las  conversiones y psicología de precios que convencen a los clientes.

9. Mejorar la reputación online

Desde los comentarios de TripAdvisor a las imágenes de Instagram a las fotos de Facebook, los viajeros de hoy en día confían en las experiencias de otros para validar sus propias decisiones de reserva. No importa lo brillante que sean las campañas de marketing, las críticas de los huéspedes siempre tendrán ventaja. Por lo tanto, es importante ofrecer una experiencia excepcional a los huéspedes. Cuanto mayor sea el número de opiniones positivas sobre el hotel, mayor será también el número de viajeros que confiarán su presupuesto de viaje a dicho hotel.

10. Mejor benchmarketing

Si bien existen muchos puntos de referencia comunes (como los índices de STR), KPIs como la tasa de conversión del sitio web y la proporción de ingresos directa vs terceros varían por tipo de propiedad y mercado. Aparentemente, la ayuda está en camino, ya que compañías de análisis inteligentes como Snapshot Analytics en Europa y otras están tratando de ayudar a los hoteles a evaluar su desempeño en comparación con su competencia.