Internet ya ha desempeñado un papel profundo en las disrupciones presenciadas por la industria de los viajes en el siglo XXI y en la creación de nuevos negocios en todos los segmentos, desde aplicaciones móviles a la economía colaborativa. Pero un cambio potencialmente más radical se adivina en el horizonte: el Internet de las cosas (IoT).

El fenómeno, que se refiere a la incorporación de sensores conectados a internet dentro de objetos físicos cotidianos como edificios, electrodomésticos y vehículos, ya se está configurando como una fuerza transformadora. La firma de investigación de IT Gartner predice que habrá 6.400 millones de “cosas” conectadas para finales de 2016, con ese número creciendo hasta los 20.800 millones para 2020.

Mientras que una serie de industrias tienen grandes oportunidades cuando se trata de IoT, la industria de viajes ya está liderando el camino cuando se trata de inversión en IoT. Un estudio reciente realizado por Tata Consultancy Services reveló que las empresas de la industria de los viajes que han liderado esta apuesta han invertido ya una media de 125 millones de euros.

Para aquellos que aún no están investigando las oportunidades de IOT, esto puede aparecer como un shock. Pero tal y como observan los expertos de la industria, las oportunidades creadas por el IoT ya están avanzando. “IoT no es una tendencia futura, está sucediendo ahora”, dijo Jonathan Barouch, CEO y fundador de la firma Local Measure. ¿Cómo están aprovechando los diferentes sectores de la industria de viajes la tecnología IoT? ¿Y qué oportunidades y retos pueden surgir en el futuro?

En el sector del alojamiento, la tecnología IoT ya está impactando tanto las interacciones con los clientes como las operaciones de backoffice. Algunos grupos como Virgin Hotels, por ejemplo, ofrecen una aplicación que permite a los clientes interactuar con el termostato de su habitación o controlar la televisión. “Con Internet de las cosas estamos viendo cómo los dispositivos interactúan con la funcionalidad básica del hotel”, dijo Doug Carrillo, vicepresidente de ventas y marketing de Virgin. “La entrada sin llave es el siguiente aspecto que será determinado por IoT”.

Mientras tanto, cadenas como Marriott han estado experimentando con “botones de like” de la vida real que permiten a los huéspedes proporcionar información en tiempo real sobre los servicios, diseños y procedimientos de la propiedad.

Para centros de transporte de gran escala como aeropuertos, parques temáticos y centros de conferencias, el internet de las cosas ofrece la oportunidad de simplificar las operaciones, lo que permite al personal reorientarse a la experiencia del cliente.

Disney es famosa por el lanzamiento de su iniciativa “Magic Band” en Orlando, una red de sensores en todo el parque que ayudan a simplificar todo, desde el transporte de huéspedes hasta reservas de restaurantes o la planificación de itinerarios a través de una pulsera habilitada por tecnología usada por los propios clientes.

Aun cuando las posibilidades de utilizar la tecnología IoT continúan multiplicándose en nuestro sector, los observadores de la industria están avanzando con una mezcla de entusiasmo y cautela. Un reciente incidente de piratería informática en octubre de 2016, que puede atribuirse a dispositivos IoT no garantizados, ha hecho que algunos expertos se planteen un nuevo enfoque con respecto a la seguridad de esta tecnología.

También existe el reto de cómo hacer que esta riqueza de nuevos datos generados por los dispositivos IoT sean accesibles y utilizables. “Representa un enorme desafío debido a la paradoja de la aparición de demasiados datos”, dijo Katie McMahon, gerente general de SoundHound. “¿Cómo empiezas a dar sentido a lo que es valioso, o cómo usarlo?”.

Esta será la oportunidad y el desafío, ya que la tecnología IoT continuará evolucionando en la industria de viajes en los próximos años.

Informe desarrollado por Adobe y Skift.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad