Desde TripAdvisor a Airbnb, los grandes actores en viajes online quieren ofrecerlo todo: capacidades de reserva, tours y actividades, y comentarios de viajeros, por supuesto.

Google no es una excepción. Pero mientras que Google ha hecho movimientos significativos para crecer y mejorar sus ofertas en el ámbito de viajes, todavía está encontrando su camino en el ámbito de las valoraciones de usuarios y las calificaciones de empresas turísticas.

Al buscar un hotel en Google, las calificaciones de huéspedes de TripAdvisor, agencias de viajes online, Facebook y otras fuentes aparecen en resultados pagados y orgánicos. Pero al igual que con sus vuelos y productos de hoteles, Google otorga mayor importancia a sus propias reviews, colocando las calificaciones de Google justo por debajo de los resultados pagados en las búsquedas móviles y en la parte superior del knowledge graph en las búsquedas de escritorio.

A principios de este año, Google confirmó que las reviews de Google se incluyen e las búsquedas locales. Las calificaciones de Google también se muestran en las herramientas Maps, Trips y Desinations.

Dada la ubicuidad de las reviews de Google, su papel en los rankings de búsqueda y su influencia en las decisiones de los consumidores, el gigante tecnológico tiene la responsabilidad de garantizar la calidad de su producto. Sin embargo, las revisiones de Google son inestables, incoherentes y no verificadas, y aunque las calificaciones suelen ser comparables a otras fuentes de opinión como TripAdvisor, Yelp y las agencias online, una gran proporción de las críticas de Google son anónimas, anticuadas y escasas en detalles.

Los retos de Google con las revisiones comenzaron hace mucho tiempo. Hace ya unos años, Google comenzó a mostrar las críticas de TripAdvisor y Yelp sin su consentimiento y fue demandado por ello. A principios de este año, en un intento de mejorar el volumen de los comentarios y su la calidad, Google comenzó a licenciar las reviews a partir de los registros de TrustYou, que agrega las puntuaciones utilizando las reviews de toda la web.

En los primeros días de Internet, Google se basó en backlinks como una medida para medir la importancia de un sitio web, entre otros factores. Pero como Google surgió como el gigante inevitable en el negocio de localización, los backlinks no eran suficientes. Las reviews se han vuelto fundamentales para el algoritmo, lo que indica a Google la calidad del negocio y ayudan a garantizar que ofrece resultados de búsqueda óptimos a los usuarios. Y no sólo eso, las reviews son ricas en palabras clave para alimentar la clasificación.

Evoluciones recientes en las aplicaciones de Google sugieren que la compañía está avanzando hacia el logro de mejorar su potencial como un gigante de las valoraciones. Ahora es más fácil que nunca para los usuarios escribir comentarios. Gracias al GPS en los teléfonos móviles y datos de Google Maps, Google sabe dónde han estado los usuarios. En lugar de requerir que los ingresen el nombre y la ubicación de la empresa, Google sugiere lugares para comentarlos. Recientemente, Google comenzó a ofrecer incentivos a los guías locales para contribuir con las valoraciones.

Artículo completo en Skift.