Los días en los que los hoteles invertían en apenas unos pocos canales de comercialización han desaparecido hace tiempo. Ahora, hay infinitas maneras de llegar a los clientes potenciales y aumentar las reservas directas, lo que deja a algunos hoteles paralizados antes la abrumadora tarea de diseñar sus estrategias de marketing.

No hay balas mágicas que funcionen para cada propiedad y mercado, pero estas son algunas de las tácticas consistentemente eficaces que han demostrado impulsar los ingresos, ampliar el alcance y aumentar las reservas directas en 2016, según la compañía Tambourine.

1) Elaboración de una historia auténtica y única. Hay una razón por la que el storytelling se convirtió en una de las principales palabras de moda de prácticamente todas las industrias. Las personas se sienten atraídas por las emociones, las historias y las narrativas atractivas en lugar de hechos, figuras o hipérboles. La creación de historias que educan y emocionan son la base para conversaciones auténticas con los huéspedes.

2) Aprovechar el contenido generado por el usuario. Es una de las verdades universales de la comercialización: los consumidores siempre confiarán en su familia y amigos sobre los hoteles. Los hoteleros están utilizando el poder del marketing del boca-oreja y aprovechando su ventaja. Al animar e incentivar a los clientes actuales a publicar imágenes y videos en las redes sociales durante su estancia, hacen de sus huéspedes una potente extensión de su equipo de marketing.

3) Posicionamiento de su hotel como el epicentro de su destino. Los viajeros de hoy en día se sienten cada vez más atraídos por las experiencias que  encuentran al alcance de las puertas de su hotel. Cada vez más, buscan un acceso a descubrimientos únicos y experiencias inmersivas que sean diferentes a todo lo que pueden encontrar en casa.

4) Reducción de la fatiga del proveedor. Seamos sinceros. Cuantos más consultores de marketing trabajen con el hotel, más caos y complicaciones se añadirán incluso a la más simple de las tareas. La gestión de proveedores separados y desconectados para manejar su motor de reservas, campañas publicitarias, marketing digital, marketing por correo electrónico y sitio web de aumenta el gasto y reduce la eficiencia.

5) Mejores Experiencias de reserva móvil. Los clientes dependen de sus teléfonos móviles durante todo su viaje, desde la investigación hasta la reserva, hasta el momento de compartir experiencias después de la estancia. De hecho, hasta el 21 por ciento de las reservas de hoteles se realizan en dispositivos móviles a escala global.

6) Metabuscadores. El valor de Metasearch para los huéspedes del hotel es innegable: los viajeros cuentan con todos los detalles necesarios para buscar y reservar una estancia, incluyendo comentarios de clientes, información de hoteles, ubicación y precios y disponibilidad en tiempo real.

7) El programa de comisión de TripAdvisor. TripAdvisor siempre ha sido uno de los recursos de viajes más fiables para los viajeros. Su programa Instant Booking permite conectar el inventario y las tarifas del hotel a su lista de negocios de TripAdvisor, dando a su hotel un canal directo a la enorme audiencia global de que disfruta este escaparate.

8) Publicidad Social en Facebook. Hay muchas razones por las que la publicidad en Facebook es uno de los mejores canales de publicidad, pero nuestro favorito es este: son increíbles para llegar a los públicos objetivos. Ningún otro canal social tiene la inteligencia que Facebook tiene sobre sus usuarios, incluyendo edad, sexo, ubicación, demografía, intereses, comportamiento y nombres de familiares y amigos.

9) Escuchar a sus invitados. Los clientes son la ventana directa a la experiencia de hotel y su éxito futuro. Responder a comentarios de huéspedes o simplemente charlar con ellos en el vestíbulo, hablar con los verdaderos seres humanos que consumen su producto, sigue siendo una idea ganadora.

10) Aplaudir a su equipo. El éxito del hotel cabalga sobre las habilidades y la energía de su equipo, así que los directores inteligentes encontraron  tiempo para darles el reconocimiento que merecen. Esto aumentará la moral y el rendimiento laboral. En otras palabras, los empleados internos felices mejoran el negocio externo.