El despliegue mundial de la tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID), que puede rastrear con precisión el equipaje de los pasajeros en tiempo real a través de los puntos clave en el viaje, puede permitir a la industria del transporte aéreo ahorrar más de 3.000 millones de dólares en los próximos siete años.

El proveedor global de tecnología para el sector aéreo SITA y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) revelaron que la tecnología de seguimiento de alta precisión de la tecnología RFID podría reducir el número de maletas mal gestionadas hasta en un 25 por ciento de aquí a 2022, principalmente a través de un seguimiento eficiente. El caso de éxito de  IATA y SITA se publicó ayer en el IATA World Passenger Symposium que se celebra en Dubai, El despliegue inicial de RFID por parte de las compañías aéreas, como Delta Air Lines, muestran una tasa de éxito del 99 por ciento en el seguimiento de las maletas.

En particular, la tecnología RFID se aplicaría en la transferencia de un vuelo a otro, una de las áreas clave identificadas por SITA y la IATA donde la tecnología podría ayudar a mejorar las tasas de gestión del equipaje. La tecnología RFID garantizará que los aeropuertos, líneas aéreas y operadores en tierra son capaces de realizar un seguimiento de las maletas en cada paso del viaje y garantizar que la maleta correcta se carga en el vuelo correcto. La tecnología también es compatible con la Resolución 753 de la IATA, que requiere para el año 2018 que las compañías aéreas realicen un seguimiento de cada pieza de equipaje de principio a fin.

El despliegue de la tecnología RFID redundaría en los ahorros ya significativos proporcionados por el uso inteligente de la tecnología en la gestión de equipajes. Según el Informe de SITA publicado en este 2016, la tecnología ha ayudado a reducir el número de equipajes mal gestionados a la mitad. Esta mejora se produce a pesar de un fuerte aumento del número de pasajeros en el mismo período.

Jim Peters, director de Tecnología de SITA, asegura que “la industria aérea está en el borde de una revolución en el seguimiento del equipaje. La implementación de RFID a nivel mundial va a aumentar la precisión y reducir las tasas que de mala gestión de maletas. Esta es una situación win-win, ya que los pasajeros serán más felices, las operaciones se ejecutarán de un modo más fluido y las líneas aéreas ahorrarán miles de millones”.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad