La aerolínea alemana Air Berlin anunció el pasado sábado que procedería a prohibir a sus usuarios llevar consigo el modelo Galaxy Note 7 de Samsung, mientras que su rival Lufthansa aseguró que había prohibido estos teléfonos de los servicios hacia y desde Estados Unidos y se espera que en breve la prohibición se aplicará al resto de operaciones de la compañía.

Según ha informado la agencia Reuters, las prohibiciones son la respuesta a numerosos informes sobre la posibilidad de que este modelo de Samsung se incendie súbitamente.

Una nota en el la web de servicio al cliente de Air Berlin explica que la prohibición de acceder a sus aviones con este móvil tenía efecto inmediato.

El mismo sábado, Singapore Airlines prohibía estos teléfonos móviles, mientras que los reguladores en Estados Unidos han asegurado que desde el viernes estos dispositivos estarían prohibidos en virtud de una orden urgente.

El mal funcionamiento de las baterías de los nuevos Galaxy Note 7 ha supuesto un duro revés para Samsung en el desarrollo de un modelo que estaba destinado a competir con los nuevos iPhone7, y es el primer caso en que las principales aerolíneas del mundo toman medidas de prohibición sobre un modelo de dispositivo concreto.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad