La consultora STR ha publicado los resultados preliminares de un informe que utiliza datos suministrados por Airbnb para tratar de responder a la pregunta: ¿Cuál es el verdadero impacto de la actividad de Airbnb en la actividad hotelera en todo el mundo?

20161011_data_airbnbprelim

STR utiliza datos proporcionados por Airbnb en siete mercados de Estados Unidos (Boston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans, San Francisco, Seattle, Washington DC) y seis mercados internacionales (Barcelona, Londres, Ciudad de México, París, Sydney y Tokio) en el período entre agosto de 2015 hasta julio de 2016.

Airbnb tiene más anuncios (2,3 millones) en todo el mundo que cualquier compañía hotelera. Marriott y Starwood combinados cuentan con 1,1 millones de habitaciones. Sin embargo y, según el estudio, no es una comparación justa equiparar una lista Airbnb con una habitación de hotel ya que las listas no están disponibles durante todo el año y algunos de estos anuncios son para habitaciones privadas en lugar de unidades enteras. Algunos anuncios son también para alojamientos únicos que pueden dar cabida a grupos más grandes que una habitación de hotel.

Según STR, sólo 981.000 de los 2,3 millones de anuncios de Airbnb en todo el mundo (el 43 por ciento) son “probablemente competencia de los hoteles”, lo que significa que están generalmente disponibles en una base regular y son para toda la vivienda, no una habitación privada en un espacio compartido. “Nos fijamos en la proporción de viviendas enteros dentro de la lista total de  siete mercados norteamericanos y luego lo aplicamos a los listados globales”, explicó Ene Freitag, portavoz de STR. Esto coloca a Airbnb segundo por detrás de Marriott y Starwood y por delante de Hilton Worldwide, que cuenta con 769.000 habitaciones en todo el mundo.

20161011_airbnb_chart4

La comparación de hoteles y listados de Airbnb siempre será un caso de “churras con merinas”, ya que estos se trata de dos tipos de alojamiento muy diferentes. Para llegar a un conjunto de datos más comparables, lo primero que hizo STR fue eliminar los anuncios que no están realmente disponibles para el alquiler (algunos anfitriones crean un perfil, pero en realidad nunca hacen que sea disponible).

También se han eliminado habitaciones compartidas, ya que es poco probable la mayoría de los huéspedes de hotel vean un espacio compartido como una alternativa viable a una habitación de hotel. Sí que se han tenido en cuenta las habitaciones privadas, donde los huéspedes comparten típicamente un cuarto de baño o cocina con un anfitrión, ya que se puede comparar con la situación en los hoteles de más bajo costo.

“Creo que el mensaje general es que la industria de hoteles continúa rompiendo récords de demanda”, dijo Freitag. “Estamos vendiendo más habitaciones que nunca”. En cualquier caso, la sensación que deja la publicación parcial del informe y el hecho de que utilice exclusivamente datos recogidos por Airbnb implica que estos datos deben ser tomados con cuidado, ya que el espíritu del estudio es demostrar que, en realidad, los hoteleros no deberían estar preocupados por el impacto de Airbnb en su negocio. Seguro que los hoteles tienen más de una opinión al respecto…

Fuente: Hotel News Now