La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander ha aprobado la adjudicación de la plataforma Smart City y la puesta en marcha de la oficina técnica del proyecto a la empresa Indra, por un importe de 1.149.536 euros y con un plazo de 4 años para su desarrollo y posterior implantación.

La plataforma Smart City funcionará como “centro de mando” de la ciudad inteligente ya que será la encargada de centralizar toda la información que aporten los diferentes servicios en los que se despliegue la tecnología, a través de elementos como dispositivos y sensores, lo que conducirá a una gestión integrada y eficiente de los distintos servicios municipales.

El sistema, que se desarrollará aprovechando tanto la información suministrada por los sensores como la infraestructura desplegada por la ciudad, permitirá obtener una mayor eficiencia de los servicios municipales ya que favorecerá la coordinación entre ellos, con los beneficios que esto conlleva en cuanto a organización y toma de decisiones.

La construcción del “cerebro” y la creación de la oficina técnica, que conectará los servicios y haga un seguimiento de los mismos, es un proceso que se desarrollará en tres fases.

En una primera fase, a lo largo de tres meses se plantearán los primeros 14 servicios prioritarios a implantar, que serán los de gestión de residuos, transportes urbanos, agua, alumbrado público, gestión del tráfico y semafórica, bomberos y emergencias, parques y jardines, servicios sociales, coordinación de obras en la vía pública, empleo, servicios centrales técnicos, recursos humanos, Policía Local y gestión de aparcamientos.

Por su parte, en la segunda fase, también de tres meses de duración, se implantará la plataforma y se establecerá un plan de trabajo que determinará cómo se agregan los servicios restantes hasta completar los 65 totales en los que se ha dividido la gestión de la ciudad.

Será durante la tercera  fase, una vez finalizados los trabajos más técnicos y hasta completar los cuatro años, en la que se irán sumando progresivamente los distintos servicios y será entonces cuando la ciudad cuente con un centro de operaciones, que controlará todos los servicios conectados al “cerebro” de la misma.

La oficina técnica, que pondrá en marcha la plataforma y hará un seguimiento de los servicios, estará ubicada en Santander.

El adjudicatario también impulsará un laboratorio de experimentación e innovación, que tendrá como objetivo posicionar al sector cántabro de las TICS y, al mismo tiempo, sea capaz de atraer a otras empresas internacionales para que experimenten y colaboren con la plataforma.

La adjudicación a Indra por parte de la Junta de Gobierno Local se produce una vez resuelto el recurso planteado por la UTE formada por Telefónica, S.A.U. y NEC Ibérica, que también había presentado una oferta al concurso convocado para la adjudicación de este contrato.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad