Facebook es, desde hace ya algún tiempo, el gran tapado del sector travel en lo que a marketing online se refiere. Cuenta con la mayor cantidad de información de sus usuarios y con más de 1.200 millones de usuarios activos que comparten contenido con sus contactos habitualmente. Además, los viajes implican una buena proporción del contenido que se comparte en Facebook.

De momento, la compañía siempre ha negado su intención de entrar en el momento de la transacción, pero esta misma semana ha puesto en marcha dos iniciativas que la convierten, aún más, en una plataforma a seguir de cerca por todas las empresas turísticas.

El primer es el lanzamiento definitivo de sus anuncios dinámicos para empresas turísticas, presentado el pasado mes de junio.  Los anuncios dinámicos automatizan la publicidad al mostrar a los usuarios productos en los que ya han mostrado interés (ya sea porque los han visto o añadido al carrito) o artículos relacionados con otros en los que se han interesado o que han comprado.

Estos anuncios permiten a los anunciantes ofrecer opciones hoteleras a personas que han mostrado interés en hacer un viaje, ya sea por haber buscado hoteles o un billete de avión. Por ejemplo, una empresa de viajes puede conectar con usuarios que han visto un hotel en su sitio web mostrándoles un anuncio de ese hotel junto con otros hoteles similares de la zona. Los anunciantes ahora también pueden ayudar a la gente a terminar de planificar su viaje, por ejemplo, pueden mostrar hoteles relevantes a las personas que han comprado un vuelo en su sitio web o aplicación para móviles. Para garantizar una experiencia óptima, las opciones de hoteles incluyen disponibilidad y precios dinámicos para que la gente vea información actualizada en todo momento.

Algunas de las compañías que ya han probado en beta la opción de los anuncios dinámicos son IHG o Trivago, con buenos resultados, según afirman ambas firmas.

El segundo movimiento de Facebook tiene que ver con los medios de pago y la apuesta decidida que ha realizado la compañía por impulsar su Messenger como medio de comunicación inteligente y, ahora también de pago… funcionalidades que no está incorporando a su más flamante compra, WhatsApp, pero esa es otra historia que tiene más que ver con la apuesta de Facebook por su propio producto.

En cualquier caso, el reciente anuncio de Facebook de que permitiría a las empresas aceptar pagos a través de Messenger es otro paso adelante en el uso de mensajería basada en el chat como herramienta de comercio que podría beneficiar a las empresas turísticas.

“Hay mucho entusiasmo, mucha emoción, en torno al uso de mensajería como una interfaz para facilitar las compras y para que las operaciones, tanto de pago como de conversación, funcionen cada vez de un modo más personalizado”, afirma Douglas Quinby, vicepresidente de investigación de Phocuswright, en Travel Weekly.

En su anuncio a principios de este mes, Facebook aseguró que permitiría a los usuarios en Estados Unidos realizar pagos a las empresas a través de Messenger. Los pagos entre particulares y a través de tarjetas de débito ya eran posibles desde finales de 2015.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad